Asesinan a político español en el País Vasco

Jesús María Pedrosa, concejal y miembro del gobernante Partido Popular, murió de un tiro en la cabeza, presuntamente propinado por un miembro del grupo separatista vasco ETA, cuando se encontraba en Durango, cerca de Bilbao.

04 de Junio de 2000 | 11:48 | REUTERS
MADRID.- Un político del País Vasco español fue asesinado el domingo y el ataque fue inmediatamente atribuido al grupo separatista vasco ETA que en diciembre reanudó su violenta campaña independentista.

Jesús María Pedrosa, concejal y miembro del gobernante Partido Popular español, fue asesinado en la ciudad de Durango, cerca de Bilbao, indicó un funcionario de gobierno regional vasco.

Pedrosa, de 57 años, se encontraba en el centro de la ciudad cuando un hombre armado le disparó en la cabeza a las 11:20 GMT, dijo el funcionario.

Un portavoz de la policía informó que el concejal murió instantáneamente.

Este es el quinto asesinato que se registra desde que ETA (Patria Vasca y Libertad) anunció el fin de su alto al fuego a fines del año pasado y ocurrió menos de un mes después que un supuesto miembro de ETA mató a tiros al columnista de un periódico por su oposición al grupo separatista.

Imágenes de televisión mostraron el cadáver de Pedrosa cubierto por una sábana manchada de sangre, que yacía sobre el pavimento, frente a una tienda de cosméticos.

Un representante del gobierno en el País Vasco dijo que Pedrosa había pedido a la policía que no le asignaran un guardaespaldas en su ciudad.

"Era un hombre que tenía mucha confianza en su pueblo....esa confianza de alguna forma facilitó que le matasen porque iba solo", dijo Enrique Villar a la televisión estatal.

Políticos en el País Vasco reaccionaron con indignación ante el incidente, el más reciente en la campaña de tres décadas de ETA por la creación de un estado vasco en el norte de España y el suroeste de Francia, en la que han perdido la vida más de 800 personas.

"Quieren una limpieza ideológica, de todo lo que no sea nacionalista, de todo lo que sea Partido Popular o Partido Socialista", dijo a la radio estatal Carlos Itarguiz, jefe del Partido Popular en el País Vasco.

Después que ETA puso fin en diciembre a una tregua de 14 meses, un oficial del ejército murió en enero en Madrid en la explosión de un auto bomba.

En febrero, el estallido de otro carro bomba mató a un político socialista y a su guardaespaldas en Vizcaya, la capital del País Vasco.

ETA se responsabilizó de estos dos ataques y también ha sido culpado del asesinato el 7 de mayo del columnista.

El ataque del domingo eleva a ocho el número de concejales del Partido Popular del presidente del gobierno español, José María Aznar que han muerto en acciones violentas atribuidas a ETA.

Sin embargo, esta es la primera vez que un miembro del Partido Popular es blanco de un ataque desde que el grupo separatista puso fin a su tregua.

ETA atribuyó la reanudación de su campaña a la falla de los gobiernos español y francés al no discutir sus exigencias de autonomía, y a los nacionalistas vascos, a los que acusa de no respaldar su plan radical independentista.

Un portavoz del Partido Nacional Vasco que gobierna la región dijo que mientras ETA siga matando, no habrá progreso hacia la paz.

ENo es momento de hablar de propuestas de paz sino de que este pueblo está harto de ETA y pide que pare de una vez y para siempre las armas", dijo el portavoz Joseba Egibar.

Funcionarios del gobierno español reanudaron sus fuertes críticas al gobierno regional vasco, que ha rehusado retirarse de un foro para discutir los temas vascos, en el que participa un grupo considerado la rama política de ETA.

"A los alimañas que han matado a Jesús María, hay que unir también aquellos que colaboran con ellos. Esos tienen que romper eses pactos porque sino serán tan culpables como los propios asesinos", dijo Villar, representante del gobierno en el País Vasco.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores