Empleados estatales inician paro en Argentina

El Frente de Gremios Estatales informó que la medida de fuerza en oficinas gubernamentales estaba siendo acatada en un "alto" porcentaje, pese a que las autoridades advirtieron que descontarán los haberes a quienes se plieguen al paro de hoy y a la huelga general de mañana.

08 de Junio de 2000 | 13:04 | AP
BUENOS AIRES.- Un amplio sector de empleados estatales cumple hoy un paro de actividades anticipándose a una huelga general convocada para mañana por la totalidad del movimiento sindical, a fin de rechazar los programas de austeridad del presidente Fernando de la Rúa.

El Frente de Gremios Estatales informó que la medida de fuerza en oficinas gubernamentales estaba siendo acatada en un "alto" porcentaje, pese a que las autoridades advirtieron que descontarán los haberes a quienes se plieguen al paro de hoy y a la huelga de mañana.

El 29 de mayo De la Rúa anunció un drástico programa de "ajustes" presupuestarios, por casi mil millones de dólares, a fin de poner en orden las cuentas fiscales, que su predecesor Carlos Menem le transfirió con un déficit de casi 10.000 millones de dólares.

Como parte de esas medidas, rebajó en un 12% el sueldo de los empleados del estado que ganen más de mil dólares mensuales, anunció el cierre de dependencias oficiales y reducciones en las jubilaciones de quienes tienen menos de 60 años de edad.

Las medidas causaron una enardecida reacción de los tres sectores en que se divide el movimiento sindical, la cual se agudizó por el posterior anuncio gubernamental de que a partir del año próximo, los gremios deberán enfrentar la competencia de las empresas de medicina privada en la prestación de servicios asistenciales a sus afiliados, que ahora monopolizan a través de las llamadas "obras sociales".

Hubo también una abierta disconformidad dentro de la Alianza de De la Rúa, particularmente en el seno del centroizquierdista Frente del País Solidario (FREPASO).

Por lo menos 15 legisladores pro-gobiernistas dijeron que el gobierno está aplicando las mismas medidas "neoliberales" del ex presidente Menem, en violación a las promesas preelectorales de la Alianza.

La huelga de mañana parece encaminada a convertirse en la medida de fuerza más efectiva de los últimos años, según analistas, ya que se ha anunciado la adhesión de todos los gremios del transporte público: autobuses, subterráneos, ferrocarriles y servicios aéreos.

Los bancos oficiales y un sector de los privados se sumarán al paro, según anuncios de sus dirigentes.

Se cree que inactividad en las industrias y el comercio sería elevada debido a la falta de transporte público.

De la Rúa dijo anoche a corresponsales extranjeros que el verdadero motivo del paro era la desregulación de las "obras sociales", que movilizan más de 4.000 millones de dólares anuales por la atención de unas 11 millones de personas.

Las conducciones sindicales han obtenido, tradicionalmente, buena parte de su influencia política y económica del manejo de esos servicios.

Los sindicatos rechazan esa acusación y sostienen que el gobierno está promoviendo la "medicina como negocio", lo cual a la larga dejará desprotegidos a los sectores de menores recursos y a los desempleados, actualmente atendidos por las "obras sociales".

El ministro de trabajo Alberto Flamarique declaró hoy que la huelga de mañana "es absolutamente incomprensible" y refleja una actitud "nada constructiva" de los gremios, a los que acusó de carecer de propuestas.

Hugo Moyano, líder del gremio de camioneros y actualmente el más conocido de los dirigentes sindicales, declaró que el adversario del movimiento obrero "no es el gobierno, el enemigo está en otro lado", en alusión al Fondo Monetario Internacional (FMI), al que atribuye la paternidad de las medidas de ajuste.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores