Alto seguimiento de la huelga general en el transporte argentino

En varias arterias estratégicas de la ciudad, el tránsito era un verdadero caos. Además, grupos de trabajadores bancarios marcharon ruidosamente esta mañana por calles del centro capitalino, lanzando cohetes y desparramando la basura acumulada.

09 de Junio de 2000 | 08:49 | AFP
Noticias Relacionadas
  • Gbno. argentino admite amplia adhesión a huelga general
  • BUENOS AIRES.- Con un alto seguimiento de los medios de transporte se cumplían este viernes las primeras de las 24 horas de huelga general convocada por las centrales sindicales para protestar contra el severo ajuste económico decidido hace 10 días por el Gobierno argentino.

    Diversos atentados contra ómnibus, con algunos lesionados, así como la colocación de clavos en diversas calles de la capital y el área metropolitana de Buenos Aires fueron denunciados por los damnificados. Como consecuencia, eran muy escasos los autobuses en las calles.

    En cambio, circulaban subterráneos y trenes en servicio mínimo, los taxis (también alguno de ellos sufrió pedradas) igualmente eran pocos -muchas personas recurrieron a la bicicleta para ir al trabajo- y no hubo servicio de recolección de basura.

    En varias arterias estratégicas de la ciudad, el tránsito era un verdadero caos. Además, grupos de trabajadores bancarios marcharon ruidosamente esta mañana por calles del centro capitalino, lanzando cohetes y desparramando la basura acumulada.

    Asimismo, había escaso movimiento en el aeropuerto metropolitano, donde había pocos pasajeros y vuelos reprogramados. Algunos aviones con capacidad de hasta 120 plazas salían con menos del 10% de sus asientos ocupados.

    El gremialista Julio Piumato afirmó esta mañana en declaraciones a Radio Mitre que ha sido total hasta el momento el seguimiento del paro por los transportes públicos, así como "en los primeros turnos (de trabajadores) en el cinturón industrial".

    Sobre las agresiones a medios de transportes, Piumato dijo que se han visto "represiones brutales y acciones deleznables, y no sería de extrañar que algunos grupos del Gobierno también estén generando estas cosas para tratar de quitarle transparencia al paro".

    Asimismo, definió la huelga como "un verdadero plebiscito contra esta política de ajuste que siempre privilegia a los fuertes económicamente y daña a los trabajadores".
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores