Rebeldes filipinos separan a rehenes por temor a rescate

Los rebeldes del grupo musulmán Abu Sayyaf han trasladado a 10 cautivos caucásicos a un lugar desconocido, dijo Abdul Rajab Azzarouq, un enviado libio que sirve como negociador del gobierno. Los 11 cautivos de Malasia y Filipinas se encuentran aún en el campamento previo de la selva.

10 de Junio de 2000 | 11:49 | AP
JOLO.- Los rebeldes islámicos que mantienen a 21 rehenes, en su mayoría extranjeros, en una selva del sur de Filipinas, han dividido a sus cautivos en dos grupos debido al temor de una eventual operación de rescate militar, dijeron hoy negociadores.

Los rebeldes del grupo musulmán Abu Sayyaf han trasladado a 10 cautivos caucásicos a un lugar desconocido, dijo Abdul Rajab Azzarouq, un enviado libio que sirve como negociador del gobierno. Pero los 11 cautivos de Malasia y Filipinas se encuentran aún en el campamento previo de la selva, donde el gobierno construyó recientemente una cabaña de madera para la protección de los rehenes, agregó.

Los rebeldes también anunciaron que han suspendido sus conversaciones con el principal negociador del gobierno, Robert Aventajado, quien sugirió esta semana que el gobierno considere una acción militar de rescate si fracasaban las negociaciones con los rebeldes para la liberación de los cautivos.

"Lo condenamos enérgicamente por tales declaraciones irresponsables", dijo Abu Sayyaf en un comunicado. Advirtió que los rehenes "quedarán expuestos a un peligro extremo" si se lanza una operación de rescate.

Aventajado dijo que su comentario fue citado fuera de contexto. "La delegación del gobierno no considera, y mucho menos respalda, una respuesta armada a la crisis de los rehenes", declaró.

No obstante, los acontecimientos más recientes parecieron constituir un revés considerable para las esperanzas de que se otorgue la libertad a los rehenes.

"Tendremos que comenzar de nuevo por el principio", dijo Farouk Hussein, otro negociador del gobierno. "Es algo muy triste".

Hussein y Azzarouq se encaminaron nuevamente hoy a la mezquita de una aldea rodeada de centenares de rebeldes, para el segundo día de conversaciones con los dirigentes de la guerrilla.

"Las conversaciones continúan, pero es un caso difícil", dijo Azzarouq tras su regreso al lugar.

Más tarde, los negociadores se trasladaron a Zamboanga para realizar consultas con Aventajado, que no ha asistido a los dos días de conversaciones.

Durante las negociaciones más recientes, los guerrilleros rehusaron dejar de lado su demanda de una nación islámica independiente en el sur de las Filipinas, dijeron los negociadores.

El gobierno ha excluido repetidas veces cualquier división de las Filipinas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores