Papa ora por buen resultado en reunión entre las dos Coreas

"Me uno a todas las personas de buena voluntad en felicitar a los líderes de los dos países por su iniciativa, con la esperanza de que el diálogo y el intercambio pueda contribuir a la reconciliación de los dos pueblos y a la reunión de familias que han estado separadas por medio siglo", dijo el Pontífice.

11 de Junio de 2000 | 10:03 | REUTERS
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Juan Pablo II dijo el domingo que espera que en la reunión de esta semana de Corea del Norte y Corea del Sur se resuelvan las diferencias de más de medio siglo entre los dos países y que el resultado sea una mayor estabilidad para todos.

"En estos días, en Pyongyang en el la república Popular Democrática de Corea, se realizará un encuentro de significado histórico entre los líderes de las dos Coreas, la del Norte y la del Sur", dijo el Papa en su mensaje semanal a los feligreses.

"Me uno a todas las personas de buena voluntad en felicitar a los líderes de los dos países por su iniciativa, con la esperanza de que el diálogo y el intercambio pueda contribuir a la reconciliación de los dos pueblos y a la reunión de familias que han estado separadas por medio siglo", dijo el Pontífice.

La reunión de tres días iba a comenzar el lunes pero Corea del Norte envió un mensaje el sábado diciendo que necesitaba más tiempo para prepararse, informó la residencia presidencial.

La reunión se realizará entre el martes y el jueves de esta semana.

El Papa, a quien se atribuye un papel vital en los eventos que llevaron a la caída del comunismo en Europa oriental en 1989, dijo que espera que las conversaciones logren una "estabilidad y prosperidad renovadas en todo la península de Corea".

El Pontífice dijo además que ha elevado sus plegarias para que Siria y Oriente Medio sigan por el camino de la paz, después de la muerte del presidente sirio Hafez al-Assad.

"Que Dios consuele a las autoridades y al pueblo sirio en este momento tan doloroso y les ayude en el logro de ese objetivo que siempre deben perseguir de desarrollar el país y continuar por el camino de la paz para el beneficio de todos los sirios y de aquellos que viven en la región", dijo el Pontífice en un telegrama de condolencias.

En el mensaje, enviado a Bashar al-Assad, el hijo del difunto líder sirio que lo sucederá en la presidencia, el Papa evocó el "gran papel" que Assad desempeñó en Oriente Medio. Assad murió el sábado a los 69 años.

Juan Pablo II también oró para que todas las partes involucradas en el conflicto de la República Democrática del Congo escuchen la "voz de su consciencia" y pongan fin a los combates en la norteña ciudad de Kisangani, en el noreste del país, donde fuerzas ugandesas y rwandesas combaten desde hace una semana.

"Mis pensamientos están con Africa, el corazón de Africa está sangrando", dijo Juan Pablo II en su mensaje semanal en la Plaza de San Pedro.

Rwanda dijo el domingo que ordenó el retiro unilateral de sus fuerzas de Kisangani, en vista de "los combates innecesarios y la pérdida de vidas inocentes".

Los cruentos combates, que han paralizado a Kisangani desde hace una semana, disminuyeron el domingo y observadores de Naciones Unidas en la ciudad dijeron que las fuerzas ugandesas se retiraron de sus posiciones estratégicas.

Rwanda y Uganda, ex aliados, respaldan a movimientos rivales que se oponen al presidente de la República Democrática del Congo, Laurent Kabila.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores