Corea del Norte espera reunión con el Sur en absoluto secreto

Corea del Sur quiere que el norte acceda a discutir la situación de las familias separadas a uno y otro lado de la frontera entre las dos Coreas, seguida de otra reunión cumbre en Corea del Sur y gestos conciliatorios, a cambio de recursos para reconstruir la dilapidada economía de la nación comunista.

SEUL.- Corea del Norte ha organizado su reunión cumbre con Corea del Sur con el misterio de costumbre. Demoró el encuentro un día sin dar explicaciones y se ha negado a anunciar el programa.

Un día antes de la cumbre, la televisión surcoreana mostró imágenes del Presidente Kim Dae-jung paseando hoy con su esposa por los jardines de la residencia presidencial. Funcionarios del gobierno alternaban con los periodistas en un centro de prensa en un hotel de Seúl.

En contraste, Corea del Norte no formuló ningún pronunciamiento oficial sobre la cumbre. El secreto norcoreano se debe en parte a las preocupaciones por la seguridad del líder Kim Jong Il, según explican funcionarios del sur.

Corea del Sur quiere que el norte acceda a discutir la situación de las familias separadas a uno y otro lado de la frontera entre las dos Coreas, seguida de otra reunión cumbre en Corea del Sur y gestos conciliatorios, a cambio de recursos para reconstruir la dilapidada economía de la nación comunista.

Corea del Norte, que padeció una terrible sequía a fines de la década pasada, depende de la ayuda alimenticia que le proporcionan sus tradicionales enemigos: Corea del Sur, Japón y Estados Unidos.

La reunificación, el objetivo expreso para ambas naciones, probablemente será un proceso prolongado. La primera cumbre entre los líderes de las dos Alemania se realizó en 1970, dos década antes del desmantelamiento del Muro de Berlín.

Restan numerosas cuestiones delicadas por resolver, entre ellas los programas misilístico y nuclear de Corea del Norte, y la presencia militar estadounidense en Corea del Sur.

El Presidente surcoreano Kim "ampliará el entendimiento diciendo todo lo que desee decir", dijo el vocero presidencial Park Joon-Young. "Accederá primero a las cuestiones más sencillas y más prácticas".

Las autoridades de Seúl restaron importancia al pedido de Corea del Norte de aplazar la reunión un día hasta mañana. Lo atribuyeron a problemas técnicos menores.

Un funcionario de la casa presidencial dijo que se trataba de dificultades en la transmisión televisiva vía satélite de imágenes desde Pyongyang hasta Seúl.

El silencio del norte sobre la demora suscitó una serie de conjeturas en la prensa surcoreana. El mayor diario del sur, "Chosun Ilbo", dijo que los norcoreanos podrían haber estado controlando la seguridad de la ruta de vuelo de Kim Dae-jung a Pyongyang.

No hay vuelos directos entre las dos capitales coreanas, y en ambas partes de la zona desmilitarizada hay cientos de miles de soldados y armas pesadas.
AP
Lunes, 12 de Junio de 2000, 12:03
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion