De la Rúa: "Medidas de austeridad son duras, pero necesarias"

"Las medidas siempre tienen un costo político, pero hay que tener el coraje de asumir los costos políticos si se quiere sacar a un país adelante", dijo el Presidente de Argentina.

12 de Junio de 2000 | 12:07 | AP
NUEVA YORK.- El Presidente argentino Fernando de la Rúa, ante una reunión de empresarios y académicos en Nueva York, justificó hoy su plan de medidas económicas de austeridad como un paso difícil pero necesario para reanimar la economía argentina.

"Las medidas son desde luego duras... siempre tienen un costo político, pero hay que tener el coraje de asumir los costos políticos si se quiere sacar a un país adelante", dijo De la Rúa ante una reunión de inversionistas, académicos, empresarios y periodistas, celebrada en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York.

"Si me temblara la mano, si no tomara las medidas necesarias provocaría en el país otra vez la crisis de la que tenemos que salir", agregó.

Las medidas provocaron un paro general el viernes pasado, convocado por los sindicatos y que prácticamente paralizó a la Argentina.

De la Rúa, sin embargo, restó importancia a la protesta afirmando que "no quisiera que quede como la imagen de Argentina, la imagen de Argentina es esta otra (de éxitos económicos)".

"Habrán mostrado algunas imágenes de alguna que otra gente en la calle, de gomas quemadas, (pero) no fue la situación en el país, puede haber sido eso en dos o tres puntos... pero en general la convocatoria de los gremios fue un paro que transcurrió en forma pacífica y en definitiva después del paro lo que queda es el diálogo y la discusión sensata", declaró.

Prometió, sin embargo, hacer lo posible por paliar los efectos de las medidas de austeridad: "En esto nos diferenciamos de las políticas anteriores, porque nosotros creemos en el crecimiento y también en la equidad. El crecimiento debe ser para todos, para el conjunto de la población, y no concentrarse en los pocos".

De cualquier manera, dijo, se mantendrá "de modo firme, claro y persistente" la ley de convertibilidad que equipara al peso argentino con el dólar, "y sobre esto no hay duda porque la defensa de la estabilidad es un factor fundamental para el desarrollo de la economía... (El sistema de convertibilidad) es el apropiado y es el que vamos a mantener".

La reacción de los asistentes fue mixta. Algunos, como Thomas J. Trebat, director gerente de análisis económico y mercados para la firma de inversiones Salomon Smith Barney, se declararon optimistas.

"Fue un buen discurso, pues gran parte de la evaluación del mercado de Argentina tiene que ver con el carácter y la fortaleza de la visión de un presidente, y yo creo que, en general, él ha contribuido positivamente en ese aspecto esta mañana", dijo Trebat.

Pero otros, como Julio P. Vera, director gerente de investigaciones de mercados emergentes internacionales para la firma de inversiones Merrill Lynch, expresaron cierto escepticismo.

"Diría, si en algún aspecto queda algo corto, es en qué es lo que va a pasar en el futuro, qué posibles medidas se podrían tomar si la situación no mejora. Por ejemplo si Argentina llega a tener problemas con las metas fiscales en la segunda mitad de al año, qué se puede creer en cuanto a nuevas medidas fiscales, nuevos ajustes. El Presidente no fue muy explícito ni muy específico en ese aspecto", dijo Vera.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores