Renunció célebre director de policía colombiana

El general Rosso José Serrano afirmó que se va "con la carga emocional" de dejar a 300 policías secuestrados por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quienes desde hace mas de dos años son mantenidos como "prisioneros de guerra" junto con más de 200 soldados.

13 de Junio de 2000 | 12:02 | Associated Press
BOGOTA.- El general Rosso José Serrano, exaltado internacionalmente como el "mejor policía del mundo" por su infatigable lucha contra los carteles de la droga, anunció hoy su renuncia como director de la Policía Nacional de Colombia tras 40 años de servicios.

Serrano afirmó en una entrevista con la cadena radial RCN que se va abrumado por la violencia que azota a Colombia y produce la muerte de 300 policías cada año. "He asistido a tantos entierros de policías que ya no resisto uno más", dijo Serrano.

"Este ciclo ya terminó", dijo al anunciar que entregó su carta de renuncia al presidente Andrés Pastrana y espera el nombramiento de su sucesor para emprender una nueva etapa de su vida a los 58 años de edad, después de desmantelar el cártel de Cali y otras organizaciones menores del narcotráfico.

Recordó que a principios de la década de los años 90 cuando Pablo Escobar Gaviria, líder del cartel de Medellín, ordenó matar a 500 policías, asistió a cuatro sepelios en un mismo día y diferente horario.

"A mi llaman casi todos los días para informarme que la guerrilla está destruyendo con cilindros de gas cargados de explosivos cuarteles de policía", dijo en alusión a que ahora los autores de los asesinato pasaron a ser los grupo rebeldes.

"En Colombia nos hemos insensibilizado ante esa situación, cuando en Estados Unidos el asesinato de un policía está castigado con la pena de muerte", lamentó.

Para el jefe policial, el principal problema de Colombia hoy es el secuestro. Cada día se producen ocho plagios ejecutados por la guerrilla y la delincuencia común y afirmó que para combatirlo es necesario "aplicar castigos muy severos, como la cadena perpetua y cárceles verdaderamente seguras y aisladas".

"Hace tres meses rescatamos una niña, que la habían secuestrado, cambiado el nombre y rapado el cabello. Yo lloré como si fuera una nieta mía", relató.

Serrano lamentó que la delincuencia y la guerrilla estén abusando de los niños, utilizándolos para el narcotráfico, la distribución de armas y haciéndolos blanco de los secuestros. "Esta es una manipulación irresponsable e irrespetuosa contra los niños que son el sentimiento afectivo del pueblo", añadió.

El jefe policial afirmó que se va "con la carga emocional" de dejar a 300 policías secuestrados por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quienes desde hace mas de dos años son mantenidos como "prisioneros de guerra" junto con más de 200 soldados.

Serrano dijo que su último mensaje será enviado a la guerrilla y a los grupos paramilitares para que pongan fin a la violencia que azota al país.

"No podemos hacer la paz sobre un montón de cadáveres. El país se cansó de la violencia", afirmó.

Tras haber combatido a algunos de los delincuentes más peligrosos del mundo, Serrano dijo piensa salir del país, por razones de seguridad, para reunirse con sus hijos y sus nietos que se han radicado en el exterior, igualmente para estar a salvo de las amenazas del hampa.

Serrano informó que Pastrana le ofreció una oportunidad de trabajo, al parecer una embajada, y también se le ha postulado para la dirección de la Oficina Antinarcóticos de las Naciones Unidas, con el respaldo de los Estados Unidos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores