Alí Agca abandonó Italia

El hombre que intentó quitarle la vida al Santo Padre abandonó Italia a la 13:30 hora chilena, con destino a Turquía.

El Papa Juan Pablo II y Alí Agca ROMA.- Alí Agca, el terrorista turco que el 13 de mayo del 1981 estuvo a punto de asesinar al Papa, fue liberado hoy por Italia luego de un nuevo pedido de clemencia realizado "recientemente" por Juan Pablo II, quien ya lo había perdonado.

"Para mí es simplemente un sueño", declaró Alí Agca desde la prisión de la ciudad de Ancona luego de conocer la noticia comunicada por el ministro italiano de Justicia, Piero Fassino, quien recordó que "en los últimos días la Santa Sede había confirmado su aprobación a la clemencia".
Noticias relacionadas
  • Alí Agca llega a Turquía después de ser indultado en Italia

  • Juan Pablo II satisfecho con indulto de su atacante
  • Presidente italiano indultó a Alí Agca

  • Poco después, mientras la noticia era repetidamente difundida por la televisión y la radio italianas, desde El Vaticano llegó el primer comentario oficial: el vocero Joaquín Navarro Valls dijo que Juan Pablo II sentía una "intensa satisfacción personal".

    Navarro Valls reveló que el Papa había renovado "recientemente" a Italia su pedido de clemencia en favor de su agresor.

    El canal de televisión turco NTV afirmó que Agca abandonó hoy Italia, a las 17.30 GMT, con destino a Turquía, donde debería cumplir una condena por el asesinato de un periodista.

    La gracia fue firmada por el Presidente de Italia, Carlo Azeglio Ciampi, y parece terminar con una larga historia política y judicial en la que, sin embargo, hay numerosos aspectos muy confusos, entre ellos, quien ordenó y planeó el atentado.

    Para el gran público, todo comenzó el 13 de mayo de 1981, cuando el terrorista turco de los llamados "Lobos Grises" disparó contra el Papa mientras Juan Pablo II giraba en un vehículo descubierto por la Plaza San Pedro saludando a los fieles.

    Los balazos hirieron al Papa en el abdomen y la mano: la célebre foto que de inmediato recorrió el mundo muestra a Juan Pablo II sostenido por su fiel secretario personal, don Stanislaw.

    El Papa fue llevado al "Policlínico Gemelli", donde sufrió dos intervenciones quirúrgicas. Poco después, desde esa misma clínica, el Santo Padre perdonó a su agresor.

    A lo largo de los años, desde la cárcel de Ancona y en las aulas de los tribunales italianos, Alí Agca reclamó en forma repetida la extradición a Turquía.

    En una entrevista difundida hace pocos días, Agca volvió a la carga y pidió perdón.

    "He presentado una demanda de gracia que espera respuesta desde hace cuatro años. En 1986, el gobierno italiano liberó a tres sicarios libios responsables de numerosos homicidios en el territorio italiano", sostuvo el terrorista.

    Secreto de Fatima

    La gracia otorgada por Italia llegó un mes después de la revelación del tercer secreto de la Virgen de Fátima, que predecía el atentado contra Juan Pablo II.

    Dentro de poco tiempo, la Pontificia Congregación para la Doctrina de la Fe publicará de manera íntegra el tercer secreto de Fátima y un comentario analítico.

    La Virgen de Fátima y la única profecía que todavía no había sido revelada al público entraron muy pronto en la crónica del atentado.

    Desde el policlínico en el que estaba internado, el Papa pidió un informe sobre las apariciones a los tres pastorcillos luego de que Don Stanislaw le recordara que la Virgen de Fátima es venerada el 13 de mayo, el día del atentado.

    En diciembre del 1983, el Papa visitó en la cárcel romana de Rebibbia a Agca, quien le preguntó: "¿Por qué Usted no ha Muerto? Yo sé que había apuntado bien... Por qué, entonces, no ha muerto y qué es lo que dicen de Fátima?".

    A lo largo de los años, Juan Pablo II siguió reflexionando sobre las profecías de Fátima hasta que, el pasado 13 de mayo, durante una visita al santuario en Portugal, decidió revelar los contenidos del tercer secreto.

    Según la interpretación del Vaticano, el "obispo vestido de blanco" y que se derrumba por tierra "como un muerto" del relato de sor Lucía -la única sobreviviente de los tres pastorcillos que vieron a la Virgen- es el Pontífice baleado por Agca.

    El mismo ex terrorista turco, por su parte, se encargó de introducir el tema de Fátima en los controvertidos y cambiantes relatos que hizo ante los investigadores.

    Pero, hay otras pistas, más bien terrenales sobre los autores intelectuales del atentado con el Papa, quien en 1981 desplegaba una intensa actividad espiritual y política contra el dominio soviético en su tierra natal, Polonia, Bulgaria, y en toda Europa del este.

    Por ejemplo, la "pista búlgara", que según la periodista norteamericana Claire Sterling -la primera en hablar de esta tesis- escondería un complot planeado detrás de la cortina de hierro para eliminar al Papa, un adversario muy peligros para el llamado "comunismo real".

    Pero, Moscú siempre afirmó que la "pista búlgara" era, en realidad, una invención de la CIA, la central de inteligencia norteamericana.

    A partir del atentado, la justicia italiana intentó, en medio de muchas dificultades, comprender las mil vueltas que Agca había dado antes de entrar en Italia para atentar contra el Papa.

    Los investigadores detuvieron a algunas personas turcas y búlgaras implicados en el tráfico de armas y de drogas, pero, con el tiempo, las investigaciones se fueron complicando y las pruebas no aparecieron.

    El resultado final de la investigación judicial fue la sentencia de marzo de 1986, que absolvió a los ciudadanos turcos y búlgaros sospechados de haber participado en el complot.
    Ansa
    Martes, 13 de Junio de 2000, 15:56
    Recomienda esta noticia a tus amigos.
    Buscar...
    Mas Vistas
    Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion