Parlamentarios contrarrestan campaña oviedista

Congresistas paraguayos viajarán a Brasil para informar a las autoridades judiciales de ese país que Lino Oviedo no es un perseguido político. En tanto, el general golpista pone condiciones para declarar ante la comisión que investiga acusaciones que lo vinculan al narcotráfico, contrabando y venta ilegal de armas.

19 de Junio de 2000 | 20:45 | ANSA
ASUNCION.- Una delegación de 10 parlamentarios paraguayos viajará entre hoy y mañana a Brasilia para tratar de contrarrestar la campaña que realiza el ex general golpista Lino Oviedo, detenido en esa capital, mediante la cual esgrime que es un perseguido político, indicaron integrantes de la comitiva.

La delegación recibió algunas críticas tanto por la cantidad de sus integrantes como por entenderse que la cuestión debe ser dirimida en la justicia brasileña y que la presencia de los legisladores en Brasilia más bien puede dar la impresión de que, efectivamente, se trata de una persecución política.

"No hace falta que vaya tanta gente", expresó hoy el senador liberal Luis Guanes, quien estimó que "lo importante más bien es llevar buena documentación".

La delegación está compuesta por cuatro senadores y seis diputados, y hoy adelantan su viaje el senador Luis Mauro y el diputado Felipe Nery Pereira, mientras el resto irá mañana.

"Lo que queremos es salir al paso de la campaña que están realizando Oviedo, sus defensores y allegados, quienes alegan que el ex golpista es un perseguido político", expresó Mauro antes de su viaje.

"Este señor es un vulgar delincuente", agregó, al tiempo que adelantó que la delegación lleva a Brasilia copias de documentación judicial de los procesos seguidos al ex general por distintas causas.

Oviedo, actualmente detenido en Brasilia, está acusado de ordenar el asesinato del vicepresidente Luis Argaña y de siete jóvenes manifestantes antioviedistas, ambos episodios ocurridos en marzo del año pasado.

Además fue condenado a 10 años de cárcel por una intentona golpista en 1996, que comenzaba a cumplir en agosto de 1998 cuando su aliado y amigo Raúl Cubas asumió la presidencia de la República y le permitió abandonar la cárcel.

Oviedo también fue investigado por un supuesto tráfico de basura tóxica desde Alemania hacia Paraguay, así como por la compra sobrefacturada de tres helicópteros para la lucha antidrogas, que estaban prácticamente inservibles.

Pesan también sobre él denuncias, una de ellas de la propia embajada estadounidense en Asunción, sobre "indicios" que lo vinculan con el narcotráfico cuando era un poderoso militar en servicio activo.

Según indicó Mauro, la comitiva parlamentaria se propone distribuir la documentación en las esferas donde se pueda contrarrestar la propaganda oviedista.

CONDICIONES

El ex general golpista paraguayo Lino Oviedo puso hoy condiciones para aceptar presentarse ante una Comisión Parlamentaria brasileña sobre acusaciones que lo vinculan al narcotráfico, contrabando y venta ilegal de armas.

Luiz Eduardo Sá Roriz, abogado de Oviedo, dijo hoy en Brasilia que su cliente sólo declarará en la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) sobre el narcotráfico "si antes pudiese ver los documentos relativos a las acusaciones contra él".

La Comisión acusa a Oviedo de haberse "enriquecido vertiginosamente con el tráfico de drogas, de armas y con corrupción".

Las acusaciones se basan en documentos de la central de inteligencia estadounidense (CIA) y de la oficina de lucha contra el narcotráfico (DEA), de la policía paraguaya y de la Comisión Permanente de Combate al Narcotráfico del Congreso del Paraguay.

De acuerdo con Sá Roriz, el ex general "tiene que tomar conocimiento de las acusaciones antes de declarar".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores