Irlanda: Paramilitares protestantes amenazan romper alto el fuego

En un comunicado difundido hoy en la capital norirlandesa, el segundo batallón de la brigada de Belfast Oeste del grupo paramilitar protestante Luchadores por la Libertad del Ulster (UFF) asegura que no está dispuesta a limitarse a mirar mientras se intimida a los protestantes para que abandonen sus hogares.

20 de Junio de 2000 | 09:29 | EFE
BELFAST.- El grupo paramilitar protestante Luchadores por la Libertad del Ulster (UFF) amenazó hoy, martes, con romper su alto el fuego a partir de esta medianoche si no cesan los ataques contra hogares de su comunidad en el norte y oeste de Belfast.

En un comunicado difundido hoy en la capital norirlandesa, el segundo batallón de la brigada de Belfast Oeste del UFF asegura que no está dispuesta a limitarse a mirar mientras se intimida a los protestantes para que abandonen sus hogares.

Según los paramilitares, durante los seis años transcurridos desde la proclamación de su tregua indefinida -el 13 de octubre de 1994- varias áreas de población mixta en Belfast han sufrido "una campaña sistemática u orquestada de intimidación por parte de los nacionalistas".

"Esta limpieza étnica del norte y el oeste de Belfast no puede permitirse y no se permitirá", explica el comunicado.

"A partir de las doce de esta noche, 20 de junio del 2000, el UUF se reserva el derecho de disparar contra cualquier persona a la que se vea atacando hogares protestantes. Esto romperá nuestro alto el fuego, que hemos respetado escrupulosamente pese a las graves provocaciones, pero hasta aquí hemos llegado", afirman los paramilitares.

El comunicado fue leído por un hombre encapuchado y armado y protegido por otros tres en un emplazamiento secreto del área protestante de Shankill Road, en Belfast oeste.

El texto representa la mayor amenaza contra el alto el fuego proclamado por los grupos paramilitares protestantes en sus seis años de vigencia.

Un portavoz del Partido Democrático del Ulster (UDP), brazo político de la organización, opinó que el comunicado "puede tener consecuencias muy graves".

"El UFF tenía hasta ahora una política de no dar el primer golpe y este acto parece contradecir esa estrategia", explicó el portavoz, quien a su vez lanzó un llamamiento a los dirigentes nacionalistas para que acaben los actos de intimidación contra los protestantes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores