Irak dice que acepta nuevo acuerdo de petróleo con la ONU

El acuerdo petrolero permite a Irak vender cantidades ilimitadas de crudo para la adquisición de alimentos y productos catalogados como humanitarios, para mitigar los efectos de las sanciones impuestas por su invasión de Kuwait, en 1990.

20 de Junio de 2000 | 09:37 | REUTERS
BAGDAD.- Tras guardar silencio durante casi dos semanas, Irak aceptó finalmente una prórroga de seis meses de su acuerdo de petróleo por alimentos con las Naciones Unidas, según declaraciones de su canciller publicadas el martes.

La aceptación de la recientemente aprobada octava fase del programa de petróleo que comenzó el 9 de junio, la anunció el ministro de Relaciones Exteriores, Mohammed Saeed al-Sahaf, al semanario al-Rafidain, administrado por el hijo mayor del presidente Saddam Hussein, Uday.

"La extensión de una fase a la otra es un procedimiento de rutina que Irak y las Naciones Unidas aceptan", dijo Sahaf al semanario.

El acuerdo petrolero permite a Irak vender cantidades ilimitadas de crudo para la adquisición de alimentos y productos catalogados como humanitarios, para mitigar los efectos de las sanciones impuestas por su invasión de Kuwait, en 1990.

La ONU aprobó el jueves la prórroga del acuerdo por seis meses adicionales.

Las declaraciones de Sahaf fueron la primera reacción iraquí a la decisión.

Hace unos días, un funcionario del Ministerio de Petróleo iraquí dijo a Reuters que Bagdad mantendría sus exportaciones de crudo en unos 2,4 a 2,5 millones de barriles por día (bpd), durante el resto de junio, dentro de la octava fase.

La prórroga del plan fue condicionada a que Irak accediese a continuar las ventas de petróleo, que aportan ingresos a una cuenta de la ONU, de donde se hacen los pagos para la adquisición de los llamados bienes humanitarios.

Pero Sahaf dijo que Bagdad preferiría el pleno levantamiento de las sanciones de la ONU. "Nuestra batalla continuará ... hasta que lleguemos al resultado definitivo, que es el levantamiento del embargo", dijo Sahaf.

La ONU insiste en que no habrá levantamiento pleno de las sanciones sino hasta que Bagdad dé cuenta exacta de todos sus armamentos de destrucción masiva.

Irak ha rechazado una resolución de la ONU que moderaría las sanciones si permite a sus inspectores de armamentos reanudar sus labores en Irak.

Los inspectores salieron del país árabe en diciembre de 1998, lo que provocó un bombardeo de cuatro días de instalaciones iraquíes por aeronaves de Estados Unidos y Gran Bretaña.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores