Compra de votos toma características diferentes en México

El presidente del Instituto Federal Electoral, el organismo independiente encargado de coordinar las elecciones mexicanas del 2 de julio, afirma que los informes de compra de votos con vista a tales comicios son exagerados.

Noticia Relacionada
  • Zedillo llama a funcionarios a respetar la ley electoral
  • NAUCALPAN.- El presidente del Instituto Federal Electoral, el organismo independiente encargado de coordinar las elecciones mexicanas del 2 de julio, afirma que los informes de compra de votos con vista a tales comicios son exagerados.

    Incluso si algún candidato comprase 400.000 sufragios -- una cifra "delirantemente alta" -- ello representaría apenas un 1% de los votos emitidos en unos comicios que muchos observadores consideran como los más limpios en la historia del país, según el presidente del IFE, José Woldenberg.

    Eso no implica empero que los candidatos no hagan su mejor esfuerzo por conseguir tales votos.

    En todo el país, llueven los obsequios sobre los electores. Algunos parecen ser legales, cuando los candidatos actúan por iniciativa propia y utilizan su propio dinero. Otros son de carácter más dudoso, como en los casos de los funcionarios del gobierno que distribuyen regalos comprados con fondos del erario público.

    La mayor parte de las acusaciones han sido formuladas contra el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), que según expertos ha utilizado ampliamente la táctica de la compra de votos durante sus 71 años en el poder.

    El candidato presidencial del PRI, Francisco Labastida, libra al presente una reñida contienda por el favor del electorado con el candidato opositor Vicente Fox.

    "Parece que existe un cálculo de los votos necesarios para lograr el triunfo, y que es más fácil pagar por ellos que convencer a los electores", dijo Rogelio Gómez Hermosillo, director del grupo observador Alianza Cívica.

    "Desafortunadamente, hay un sector de la población que define su voto con la pregunta: ¿Qué es lo que me dan?"

    Uno de los intentos más creativos por comprar votos puede ver en este suburbio industrial de la Ciudad de México, donde el candidato a alcalde por el PRI ha comprado entradas para un circo local desde el 14 de abril.

    Alrededor de 160.000 personas han presenciado ya el espectáculo circense, que incluye leones, jaguares, trapecistas y payasos, interrumpido en el intermedio por un discurso del candidato Guillermo González.

    "Cuando era niño quería ir al circo, pero mi madre no me dejaba porque no tenía dinero'', dijo González en uno de sus discursos. "Así que ahora me pregunté: ¿Qué puedo dar a los niños de Naucalpán?"

    Dijo que fue a muchos lugares de la ciudad para repartir juguetes, y decidió entonces auspiciar las funciones de circo.
    AP
    Miércoles, 21 de Junio de 2000, 11:36
    Comentarios mejor valorados en Internacional
    Buscar...
    Mas Vistas
    Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion