Enfermera es acusada de asesinar a 18 niños

Se supone que actuó por compasión, creyendo loable acelerar la muerte de personas que sufrían mucho, o no tenían posibilidades de sobrevivir.

22 de Junio de 2000 | 13:38 | Ansa
LONDRES.- Una enfermera británica mató a 18 niños y adolescentes con enfermedades gravísimas administrándoles sobredosis de morfina o de otros analgésicos, refirió hoy el diario popular Sun.

Según indiscreciones referidas por el diario, la policía está investigando el caso y la enfermera, soltera de unos 40 años con problemas psicológicos, solamente fue suspendida del trabajo, tras sospecharse que dio muerte a nueve varones y a nueve mujeres de edades comprendidas entre 2 y 17 años.

Los hechos, afirma el diario, acontecieron en el hospital público Community Care Service NHS Trust de Southend, localidad de 160.000 habitantes situada en el estuario del Támesis, al Este de Londres.

Las investigaciones, comenzaron el año pasado, cuando una mujer se dirigió a las autoridades sanitarias locales y denunció a la enfermera por la muerte de su hijo. Los responsables del hospital denunciaron el caso a la policía tras una investigación sumaria interna.

Las investigaciones no son fáciles porque doce de los niños y adolescentes muertos en condiciones sospechosas fueron cremados y nadie da por de contado que se encuentren pruebas suficientes en los seis cadáveres restantes, que van a ser exhumados.

Se supone que la enfermera pudo actuar por un discutido sentimiento de compasión, creyendo loable acelerar la muerte de personas que sufrían mucho o no tenían posibilidades de sobrevivir.

Actitud similar a la de un médico del Servicio Sanitario Nacional Harold Simpson, que en febrero fue condenado a quince cadenas perpetuas por haber eliminado a doscientas ancianas en la ebriedad de ejercer el poder de vida y muerte.

"La enfermera participaba de modo intenso en el dolor de las familias (de los niños y adolescentes muertos), se sentía una mártir tras la muerte de sus pacientes", se dice de ella en el hospital donde, según Sun, tuvieron lugar los hechos.

En el pasado hubo en Gran Bretaña otro caso de "enfermera asesina". En 1996. Beverly Allitt fue condenada a trece cadenas perpetuas por haber matado a cuatro niños en el hospital de Lincolnshire, donde trabajaba, a causa de su "inestabilidad mental".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores