Profundo desacuerdo entre Aznar y el presidente vasco sobre ETA

El presidente del Gobierno español, José María Aznar, y el presidente de la región autónoma vasca, Juan José Ibarretxe, celebraron una reunión este jueves en Madrid, al término de la cual comprobaron "importantes desacuerdos sobre muchísimas cuestiones políticas", según declaró el líder vasco al término del encuentro.

22 de Junio de 2000 | 17:06 | AFP
MADRID.- El presidente del Gobierno español, José María Aznar, y el presidente de la región autónoma vasca, Juan José Ibarretxe, celebraron una reunión este jueves en Madrid, al término de la cual expresaron su profundo desacuerdo sobre los medios a emplear para terminar con la violencia de ETA.

"Comprobamos que a pesar de nuestro rechazo común de la violencia, tenemos importantes desacuerdos sobre muchísimas cuestiones políticas", declaró Ibarretxe en conferencia de prensa al término de la reunión.

Esta, que duró dos horas y media, se produjo en momentos en que Aznar ha lanzado estas últimas semanas duras acusaciones contra el Partido Nacionalista Vasco (PNV, moderado) de Ibarretxe.

A comienzos de junio, Aznar había calificado de "repugnante" la actitud del PNV, al que reprocha no haber roto totalmente sus relaciones con los separatistas radicales allegados a ETA, a pesar de los atentados mortíferos perpetrados recientemente por la organización separatista armada vasca, entre ellos el asesinato, el 4 de junio, de un concejal del Partido Popular (PP, centroderecha), la formación de Aznar.

Ibarretxe expresó su "profunda contrariedad" frente a "los insultos, las calumnias y las descalificaciones" de las que dijo ser víctima de parte del gobierno.

"El gobierno español se equivoca gravemente cuando dice que el objetivo prioritario de la política de Estado es neutralizar al nacionalismo vasco. ¡Que barbaridad! Yo creo sinceramente que un Estado moderno de derecho debe velar a que todas las ideas se puedan manifestar", agregó el jefe del ejecutivo autónomo vasco.

Durante otra conferencia de prensa, el portavoz del Gobierno, Pio Cabanillas, estimó por su parte que "el único insulto que se sufre en la sociedad vasca, a veces de forma trágicamente irreversible, es el que utilizan los terroristas y quienes les apoyan".

"Aunque se insista en centrar el debate en la existencia de un supuesto conflicto político, el único problema real en el País Vasco es la negación sistemática de la libertad y de los derechos fundamentales hasta el límite de la eliminación física de una parte de los vascos que desean un marco de convivencia plural", señaló.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores