Ayuda a países en desarrollo exige regular globalización

En la jornada de clausura de la Conferencia Europea sobre el Desarrollo, el ministro francés de Economía y Finanzas, señaló que para ir en ayuda de los países en desarrollo, el proceso de globalización debe ser más transparente y regulado.

28 de Junio de 2000 | 12:35 | EFE
PARIS.- La ayuda a los países en desarrollo exige un proceso de globalización con más transparencia y regulación, lo que implica la reforma de las instituciones financieras internacionales, afirmó el ministro francés de Economía y Finanzas, Laurent Fabius.

Fabius, que intervino en la jornada de clausura de la Conferencia Europea sobre el desarrollo organizada por el Banco Mundial (BM) en París, abogó por "hacer evolucionar Bretton Woods", en alusión al propio BM y al Fondo Monetario Internacional, instituciones nacidas en esa localidad estadounidense en 1944.

Se pronunció a favor de "un sistema monetario internacional que excluya la especulación cuando es fatal, que penalice el dinero sucio, que instituya la transparencia y la regulación", y consideró que el euro tiene que participar en ese proceso.

"El BM y el FMI ya trabajan en ello, pero chocan a menudo con la resistencia o la indiferencia de los Estados", lamentó el ministro, que recordó que su primer ministro, Lionel Jospin, ha advertido que "Francia no aceptará la revisión a la baja de su papel ni de sus ambiciones en materia de desarrollo".

Fabius subrayó que "la ayuda al desarrollo no es caridad, sino una colaboración indispensable. No es liberalidad, sino un deber", tras recordar que desde 1960 la mayor parte de los países pobres han tenido tasas de crecimiento débiles o negativas a causa de la demografía, las epidemias y los conflictos, y aludió particularmente a la situación en Africa.

En ese sentido, comentó que mientras "una de cada dos niñas que nazca en Francia en el año 2000 será centenaria, en Sierra Leona la esperanza de vida es de 25 años".

Afirmó que el desarrollo "no se reduce a un modelo unívoco, cuantificado y equilibrado. No es una autopista en sentido único que cada país toma a una velocidad fijada por la policía financiera internacional para acceder a un destino dado", y señaló que "la fuerza del mercado es inoperante allí donde la mayor parte de los seres humanos no tienen acceso en absoluto".

"Tenemos que aportar por tanto soluciones duraderas" como "integrar a los países aludidos en los intercambios mundiales, darles una verdadera representación en la Organización Mundial del Comercio (OMC), favorecer el establecimiento de acuerdos bilaterales y mecanismos regionales de libre cambio" o "buscar la complementariedad de la ayuda pública y de los capitales privados".

Dentro del marco europeo, el ministro estimó que hay que coordinar las políticas de ayuda al desarrollo, unificar los puntos de vista a la hora de presentarlos en los organismos internacionales y abrir su mercado a las economías en desarrollo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores