Recrudece la guerra en Chechenia

Luego de una relativa calma en los enfrentamientos, la guerrilla separatista emboscó a una unidad del ejército ruso, provocando 12 muertos. La reacción no se hizo esperar y, en una acción militar de envergadura, liquidó a cerca de 60 rebeldes.

28 de Junio de 2000 | 12:52 | Ansa
MOSCU.- Nuevos combates estallaron hoy en las montañas del sur de Chechenia, donde un ataque de la guerrilla desencadenó una violenta represalia del ejército ruso en la que murieron 12 soldados federales y unos 60 combatientes chechenos.

La versión de los hechos y la cifra de las víctimas difieren en las versiones suministradas por el Kremlin y por la guerrilla chechena.

Lo único que se sabe a ciencia cierta es que después de un período de relativa calma, se reanudaron los combates en la zona de Serzhen-Iurt, con la intervención de la artillería y la aeronáutica rusa.

La tácita "tregua" fue rota, según la versión de Moscú, por los chechenos, que tendieron una emboscada a una columna de soldados rusos de una unidad especial de artillería.

La reacción del ejército federal fue violentísima: helicópteros y aviones bombardearon intensamente la zona provocando entre 60 y 70 muertos en las filas chechenas, según la versión suministrada por el vocero del Kremlin Serguei Iastrzhembski.

El vocero admitió que el ejército ruso sufrió 12 bajas y que
otros 18 resultaron heridos, algunos de gravedad.

Los combates iniciados en la madrugada prosiguieron durante todo el día.

El general Viktor Kazantsev, ex comandante de las tropas rusas en el Cáucaso y actual prefecto del Kremlin para el sur de Rusia, aseguró que la situación evoluciona a favor de los federales y que 200 rebeldes, en su mayor parte chechenos, pero también combatientes de otros países islámicos, estarían cercados.

El vocero de la guerrilla, Movladi Udugov, rechazó esta última versión dada por el general ruso.

Según Udugov, cuyas afirmaciones son definidas "invenciones" por el Kremlin, la emboscada tuvo éxito y los rusos habrían perdido 30 soldados y no 12, como admiten, pero confirmó en cambio la violencia de la represalia de las tropas federales, que sometió la región a incesantes bombardeos.

El recrudecimiento del conflicto, a nueve meses del inicio de las operaciones militares rusas contra la guerrilla chechena que aspira a la independencia de la república caucásica, se produjo después de varias semanas de tácita tregua, quebrantada sólo por esporádicos tiroteos.

El domingo pasado, el comandante militar ruso, general Guennadi Troshev, declaró tajantemente que "la guerra se podía considerar prácticamente concluida", pero también habló de la necesidad de "operaciones especiales" en el sur, donde están emplazadas las fuerzas de la guerrilla que aún combaten.

Las "operaciones especiales" que se vieron hoy en las montañas del sur checheno se revelaron sin embargo como una batalla de una verdadera guerra.

Todo indica que siguen los combates en la república rebelde, a pesar de las afirmaciones en contrario del Kremlin.

Aunque es cierto que las tropas federales conquistaron gran parte del territorio checheno, incluída la capital, Grozny, prosiguen la guerra de guerrillas en esta ciudad y los combates y emboscadas en el sur de Chechenia.

Los combates que se libraron hoy en Chechenia, por otra parte, podrían tener repercusiones negativas para Moscú en el momento en el que el Consejo de Europa, que envió sus representantes a Rusia, está examinando los resultados de las iniciativas del Kremlin a favor del diálogo y la paz, auspiciados por la UE.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores