Júbilo en Cárdenas tras decisión que permite regreso de Elián

Las emisiones de radio y televisión invadían hoy las calles de la ciudad natal del pequeño naúfrago cubano, mientras los niños de la escuela Marcelo Salado, donde estudiaba Elián, se preparaban para salir hacia La Habana en espera de su compañero.

28 de Junio de 2000 | 15:36 | AFP
CARDENAS.- Explosiones de júbilo inundaron la tarde de este miércoles Cárdenas, ciudad natal de Elián González, cuando la radio y la televisión informaron que el niño podría regresar en unas horas a Cuba.

Para esperar a Elián, los niños de la escuela Marcelo Salado donde estudiaba el pequeño náufrago, saldrán a las 15:00 horas locales hacia La Habana, situada a 160 km., según supo la AFP. Las autoridades cubanas indicaron que Elián partiría de Washington a las 17:00 horas (21:00 horas GMT).

"Vine corriendo tan pronto me enteré para darle la noticia a los compañeros de la juventud, estoy muy contento", dijo a AFP Yadián Daniel Medina, 12 años, estudiante de Secundaria Básica, primer estudiante que inició las marchas por Elián en Cárdenas.

"Demasiada emoción y muy entusiasmada por esta noticia" dijo Zuleica Baró, miembro del Comité Municipal de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), al asegurar que no habrá ningún acto "sólo esperar con ansiedad y ver por televisión la llegada de Elián".

Las emisiones de la radio y la televisión invadían este miércoles las calles de Cárdenas, con de 90.000 habitantes, la mayoría de los cuales estaban expectantes desde temprano.

"Estamos esperando hace meses", dijo una joven de 22 años frente a la casa de Juan Miguel, padre de Elián, en la calle Cossío de esta ciudad.

Un cartel en una casa próxima a la vivienda de los González, herméticamente cerrada, reza: "Volverás al seno de tu familia, de tu pueblo y de tu patria, niño símbolo, niño héroe".

"Estamos deseosos de que venga el niño, pero esa gente de allá (en Estados Unidos) están cuadrados", dijo a la AFP un anciano cardenense, apoyándose en un bastón.

En el balcón de la abuela paterna, Mariela Quintana, una bandera cubana cuelga sobre una céntrica calle comercial transitada constantemente por coches tirados por caballos y bicicletas, los dos medios de transporte básicos en esta ciudad portuaria.

En horas de la mañana, en la escuela Marcelo Salado reinaba el silencio de un día de exámenes y, según la directora del centro, "estamos esperando noticias", pero no quiso dar información sobre alguna actividad prevista sobre Elián.

"¡Ay! Qué bueno, voy a acabar rápido para irme a la calle", dijo la moza de limpieza del restaurante Estriu, al enterarse de que amigos de Elián en Estados Unidos aseguraban que el niño estaría montado en el avión a las 17:00 horas locales.

Frente al restaurante, el centenario museo municipal Oscar María de Rojas, tenía en esta fecha una inusitada actividad. La sala abierta el pasado 11 de diciembre en honor de Elián, recibía constantes visitas de jóvenes y niños.

En el local, visitado hasta ahora por unas 16.000 personas, se guardan fotos del niño antes de partir ilegalmente de Cuba con su madre (que murió en el naufragio) en noviembre pasado, cartas de niños cubanos y extranjeros dirigidas a Elián, un mural con las firmas de las madres y abuelas de Cárdenas, entre otros objetos.

Varios graffitis en la sala piden "Elián sí, yankis no", "Elián, tu pupitre espera por ti", al lado de una camiseta con la foto del niño, de las usadas en las multitudinarias marchas y un papalote de 1,5 metros de ancho con la foto del menor y dos banderitas cubanas.

Cárdenas es una ciudad que depende de la actividad de su puerto, la refinación del ron y del cercano balneario de Varadero, donde laboran muchos de sus habitantes en los servicios al turismo internacional.

Entre las edificaciones se distingue en las afueras la refinería Arrechabala, la más antigua del país (122 años) conocida como la cuna del ron cubano.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores