Terminó toma de rehenes en hotel de Disney

Una noche de miedo en Disney World (Florida) terminó sin dramas cuando un hombre armado que se había encerrado con dos rehenes en una habitación de hotel se rindió a la policía, en las primeras horas de la mañana.

30 de Junio de 2000 | 11:06 | Ansa
WASHINGTON.- Una noche de miedo en Disney World (Florida) terminó sin dramas cuando un hombre armado que se había encerrado con dos rehenes en una habitación de hotel se rindió a la policía, en las primeras horas de la mañana.

Bismark Rodríguez, de 39 años, se rindió tras 10 horas de tensión, hasta ayer desconocida en el reino de Mickey. El hombre dejó libres a los rehenes, uno de los cuales era su hijo de 4 años, sólo cuando la policía le prometió que podría ver a sus otros tres.

Embarcado en un juicio de divorcio con su mujer, Rodríguez se sintió traicionado por la justicia. "Veinte veces ella se llevó a mis hijos. Pero en el tribunal siempre le dan la razón a la mujer -dijo- y esto no es justo".

Afirmando estar armado hasta los dientes -se descubrió más tarde que el secuestrador estaba en posesión de una sola
pistola- el hombre llamó a un canal local para decir que no ve a sus otros tres hijos desde hace 30 días, y pidió a cambio de la rendición un encuentro con ellos y su mujer.

El cambio en el caso se produjo cuando la policía reemplazó al negociador. Barry VanderWater había dedicado nuevas largas horas a las negociaciones, sin éxito, cuando entró en escena para reemplazarlo Mary Huggins.

Después de un cuarto de hora, la crisis se había resuelto. "Se ve que el hombre estaba listo para una voz más dulce", dijo Mary.

El episodio golpeó a los visitantes de Disney como un brusco despertar del mundo de fantasía en que vive el parque. Fueron sobre todo los helicópteros lo que hizo sospechar que algo no andaba: "Comprendí que algo había pasado cuando vi los helicópteros y las telecámaras -dijo Isabelle Mario Martínez- pero pensaba que había llegado algún personaje famoso".
Además de Christopher, su hijo, el hombre mantuvo prisionero al camarero que le había llevado la comida a la habitación. El asedio se produjo en el Boardwalk Inn, uno de los grandes hoteles de Disney en la zona, que se encuentra en Lake Buena Vista, a pocos pasos de Epcot, el parque de diversiones que quiere ser una vidriera del mundo

Tras concluir pacíficamente el asedio, Rodríguez pudo ver a sus tres hijos. Pero por poco tiempo: fue detenido y corre el riesgo de ser incriminado por secuestro de persona.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores