Secuestran a periodista alemán en Filipinas

El informador se hallaba en camino a entrevistarse con los veinte rehenes que el grupo separatista islámico Abu Sayyaf mantiene en el sur del país desde Semana Santa.

02 de Julio de 2000 | 11:22 | DPA
JOLO.- Los rebeldes del grupo separatista islámico Abu Sayyaf secuestraron hoy a un periodista alemán, cuando se hallaba en camino a entrevistarse con los veinte rehenes que la organización mantiene en el sur de Filipinas.

Fuentes policiales indicaron que poco antes de ser secuestrado el periodista Andreas Lorenz, corresponsal del semanario alemán "Der Spiegel" en Beijing, se había reunido con cuatro miembros del grupo rebelde en un bar en el centro de la isla de Jolo, provincia filipina de Sulu.

Un conductor contratado por Lorenz declaró a la policía que el periodista se retiró del lugar con los rebeldes y se dirigió a la población de Kasalamatan, creyendo que iba a ser llevado ante los rehenes.

"Pero, cuando llegamos a la zona, había decenas de rebeldes armados de Abu Sayyaf, que obligaron a Andreas a salir del vehículo, mientras lo apuntaban con una pistola calibre 45", afirmó el conductor, identificado como Yakub Paradji, de 28 años.

"Los rebeldes también me apuntaron con un arma y me ordenaron que me fuera", agregó Paradji, quien relató además que Lorenz trató de librarse de sus captores pero se le recomendó que "no gritara".

El periodista habría sido introducido luego en otro vehículo, que se marchó en dirección desconocida. Un grupo de veinte policías se encuentra tras las huellas de Lorenz.

El periodista ya había sido retenido hace un mes por el mismo grupo junto a otros nueve compañeros de distintas nacionalidades. En esa ocasión, los rebeldes accedieron a liberar poco después a los trabajadores de prensa a cambio del pago de 25.000 dólares.

Abu Sayyaf mantiene retenidos desde Semana Santa a veinte rehenes, entre ellos numerosos turistas, como presión para el cumplimiento de su principal demanda: la creación de un Estado islámico independiente en el sur de Filipinas.

El gobernador de la provincia de Sulu, Abdusakur Tan, se manifestó consternado e indignado por el secuestro del corresponsal de "Spiegel". "El mismo tiene la culpa, por haber hecho caso omiso a nuestras advertencias", dijo.

Especialmente tras el secuestro de un grupo de periodistas extranjeros, hace cuatro semanas, el gobierno filipino había advertido a los corresponsales no viajar a los escondites de los rebeldes.

Entretanto, se vuelve cada vez más desesperada la situación de los 19 turistas occidentales secuestrados desde la Semana Santa por los extremistas musulmanes, según una carta de uno de ellos, la alemana Renate Wallert, publicada hoy por el "Philippine Daily Inquirer".

"Nadie puede imaginarse cómo es estar presa desde hace más de dos meses bajo estas horribles circunstancias", dice Wallert, profesora, de 57 años, que se halla en poder de los extremistas junto a su esposo Werner y su hijo Marc.

El grupo fue secuestrado en un centro de vacaciones en la isla malasia de Sipadan y llevados a la vecina isla filipina de Jolo. Entre ellos se hallan también dos fineses, dos franceses, dos sudafricanos, ocho malasios y una libanesa. Los secuestradores dejaron hace una semana en libertad a una mujer malasia.

Se desconoce entretanto el paradero de 13 miembros del grupo evangélico filipino "Caballeros de Jesús", desde que salieron con el propósito de visitar a los rehenes y que, según informes del servicio secreto filipino, se hallarían retenidos "contra su voluntad" por los guerrilleros de Abu Sayyaf junto a los secuestrados.

Los predicadores pretendían orar por los rehenes, luego de pagar unos 3.400 dólares por la visita, cosa que ha desmentido el líder rebelde Galib Andang, alias "Comandante Robot", aunque reconociendo que "no han podido regresar, pues caerían en manos de bandidos".

Los mediadores del gobierno suspendieron temporalmente sus contactos con los secuestradores por órdenes del gobernador Tan, mientras éste gestiona en Manila la reanudación de las visitas médicas y el transporte de ayuda para los rehenes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores