Banzer dispuesto a reunirse con Presidente de Chile en Brasil

El Presidente de Bolivia Hugo Banzer manifestó hoy su disposición de reunirse a fines de agosto en Brasil con su homólogo de Chile Ricardo Lagos, con el fin de reiniciar un diálogo bilateral destinado a solucionar los problemas entre sus países, según manifestó hoy a los periodistas.

03 de Julio de 2000 | 18:32 | AP
LA PAZ.- El presidente de Bolivia Hugo Banzer manifestó hoy su disposición de reunirse a fines de agosto en Brasil con su homólogo de Chile Ricardo Lagos, con el fin de reiniciar un diálogo bilateral destinado a solucionar los problemas entre sus países, según manifestó hoy a los periodistas.

Tras una ausencia de ocho días, Banzer llegó procedente de Europa, donde visitó Italia, El Vaticano y Alemania.

Agregó que la segunda quincena de agosto se celebrará en Río de Janeiro una reunión a la que asistirán presidentes de varios países de Sudamérica.

"Ese encuentro de jefes de estado podría ser el marco ideal para que me reúna con el presidente de Chile", dijo.

Bolivia y Chile no tienen relaciones diplomáticas desde 1978, en que fueron suspendidas tras haberlas reanudado apenas tres años antes. Bolivia perdió su acceso al Pacífico en una guerra territorial con Chile en 1879.

A fines del año pasado los contactos entre los dos países a nivel de Cancillerías se reiniciaron para restablecer un diálogo que busque la superación de sus divergencias, entre ellos el de la reivindicación marítima.

Sin embargo, los últimos meses ha surgido un nuevo problema entre las dos naciones relacionada con el uso de las aguas de los manantiales del Silala por parte de empresas chilenas.

El gobierno boliviano adjudicó la administración de esas aguas a la empresa DUCTEC S.R.L. que envió a Chile las facturas por el uso del agua, las que fueron rechazadas.

La prefectura del departamento de Potosí autorizó en 1906 el uso gratuito de esas aguas a la empresa anglo-chilena The Antofagasta and Bolivian Railway para el abastecimiento de sus locomotoras, pero en 1997 revocó esa decisión en el entendido de que esa institución había dejado de operar.

La controversia se planteó ante el convencimiento boliviano de que las aguas del Silala se originan en 98 ojos de manantiales en el territorio boliviano que son desviadas por canales hacia Chile.

Chile considera que esas aguas provienen de un río de curso sucesivo, que se origina en Bolivia, pero continúa en su país por lo que no corresponde el pago por su uso.

Banzer mostró su decisión a enviar el caso ante un tribunal internacional que defina cuál de los dos países tiene razón.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores