Zedillo y Fox acuerdan traspaso de poderes ordenado

El presidente saliente Ernesto Zedillo y su sucesor, el opositor Vicente Fox, mantuvieron el lunes una reunión sin precedentes en la historia mexicana y acordaron un traspaso del poder ordenado tras 71 años de hegemonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

03 de Julio de 2000 | 22:21 | REUTERS
MEXICO DF.- El presidente saliente Ernesto Zedillo y su sucesor, el opositor Vicente Fox, mantuvieron el lunes una reunión sin precedentes en la historia mexicana y acordaron un traspaso del poder ordenado tras 71 años de hegemonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

"Vamos a asegurar este tránsito totalmente armónico, con estabilidad hacia el nuevo México", dijo Fox en conferencia de prensa tras la reunión, apenas un día después de su contundente victoria el domingo en las urnas.

Fox, abanderado de su derechista Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Verde, tenía el lunes una clara ventaja de 7,13 puntos porcentuales sobre su rival más cercano, Francisco Labastida, del PRI, después de escrutarse oficialmente el 92 por ciento de los votos.

Zedillo, cuyo mandato de seis años finalizará el 1 de diciembre, reconoció públicamente el domingo la victoria de Fox después de hacerse públicos los resultados preliminares y le ofreció su colaboración para una transición ordenada.

"He ofrecido al licenciado Fox que me ocuparé personalmente de que se realice una entrega transparente, pulcra y eficaz de la presente a la próxima administración federal", dijo un solemne Zedillo en un mensaje televisado el domingo por la noche.

Fox dijo el lunes que antes de dos meses tendrá integrado su gabinete, cuyos miembros recibirán gradualmente de los colaboradores de Zedillo los diversos ministerios que conforman la administración federal.

Ambos equipos también delinearán el proyecto de presupuesto para el 2001.

El virtual presidente electo dijo también que su equipo aprovechará los cinco meses que faltan para el cambio de gobierno para preparar su Plan Nacional de Desarrollo y anunciarlo en los primeros días de su mandato, a diferencia de gobiernos previos que lo anunciaban meses después.

"Nosotros queremos tenerlo listo en estos cinco meses para que el Plan Nacional de Desarrollo entre en vigor el propio primero de diciembre y no perder un solo día en el despegue hacia el desarrollo", afirmó.

Fox, quien no va a contar con el respaldo de una mayoría simple en el Congreso, señaló también en sus primeras declaraciones que su gobierno sería de "transición, plural e incluyente" y tendió una rama de olivo a sus rivales.

El gobierno de este ranchero y ex presidente de Coca Cola en México, que el domingo celebró su victoria al mismo tiempo que su cumpleaños 58, pondrá fin a 71 años de gobierno del PRI.

En entrevista con Reuters, Fox señaló que como herencia del PRI recibirá "un país con severos problemas de corrupción, violencia, criminalidad, con severos problemas de pobreza y marginación, además de un rezago educativo".

Por ello, Fox señaló que una de sus prioridades será impulsar una reforma fiscal "a fondo" y dijo a Reuters que pensaba plantearle esta urgente necesidad a Zedillo, aunque luego en la rueda de prensa no dijo si habían tratado este tema.

El PAN no sólo triunfó en los comicios para presidente, sino también en los de gobernador de dos estados, mientras el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) retuvo el gobierno de la capital.

Analistas interpretaron el hecho como un deseo de los mexicanos por un cambio y un castigo para el PRI.

Las encuestas previas a los comicios mostraban que Fox estaba en un virtual empate técnico con Labastida, pero el consenso no preveía la contundencia de la victoria del candidato del PAN.

En una explicación preliminar, analistas dijeron que el voto de los indecisos, una gran afluencia de votantes y el deseo de un cambio contribuyeron al triunfo del candidato del PAN.

"Hace unos días el voto no estaba claro (...) había un voto oculto en las encuestas en México", dijo el analista independiente Federico Reyes Heroles.

Desde su llegada al poder en 1929, el PRI se convirtió en sinónimo de Estado y llegó a dominar todos los ámbitos y estratos sociales, desde los campesinos hasta los grandes negocios, los sindicatos y los medios de comunicación.

La comunidad internacional elogió el desarrollo de las elecciones, especialmente la Unión Europea y Estados Unidos, que han firmado sendos tratados de libre comercio con México.

La limpieza y calma que envolvió a los comicios en general y la simpatía de la que goza Fox en los mercados financieros condujeron a un fuerte repunte del peso mexicano.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores