Fue capturado secuestrador en California

Luego de cinco horas de tensión y de haberse enfrentado a tiros con efectivos de la policía, ésta logró convencer el sospechoso de asesinato de liberar a los 15 rehenes que mantenía cautivos en el muelle de Santa Mónica.

04 de Julio de 2000 | 10:47 | AP
SANTA MONICA.- Un presunto cómplice de tres asesinatos hirió hoy a balazos a tres personas y luego tomó rehenes por varias horas en el muelle de Santa Mónica hasta que se rindió, informó la policía.
Noticia Relacionada
  • Un hombre mantiene a seis rehenes en California

  • Varios rehenes fueron liberados ilesos poco después del inicio del incidente y los últimos fueron rescatados cinco horas después.

    Tres policías y un joven de 17 años resultaron heridos de bala antes de la toma de rehenes, pero sus heridas no eran de gravedad, dijo el teniente policial Gary Gallinot.

    El incidente comenzó a eso de las 1:40 de la mañana (0840 GMT) cuando la policía del condado de San Bernardino avisó a la de Santa Mónica que dos hombres buscados por tres homicidios se hallaban en el muelle, dijo Gallinot.

    Uno de los sospechosos, identificado como José Flores, de 30 años, fue detenido tras una breve trifulca y se le confiscó dos armas, dijo Gallinot.

    Un hombre que acompañaba a Flores y que al parecer fue su cómplice en los asesinatos intentó huir, dijo Gallinot. El hombre, identificado como Oswaldo Amezcua, de 25 años, corrió hacia la galería Playland, se dio vuelta y disparó contra los policías que lo perseguían, hiriendo a tres y al joven, dijo Gallinot.

    Amezcua, descrito por Gallinot como "un pandillero de los duros", entonces tomó varios rehenes dentro de la galería, dijo Gallinot. Alrededor de las 4 de la madrugada (1100 GMT) fueron liberados tres niños y una mujer, por gestión de un negociador policial, dijo Gallinot.

    Los demás rehenes fueron liberados en las próximas horas.

    Brittney Thompson, de 15 años, se tomaba una foto en una casilla de la galería cuando estallaron los disparos. Dijo que el hombre armado tomó como rehenes a su madre y hermano menor pero luego permitió a la madre llamar por teléfono a un familiar.

    "Comenzó a disparar y me agaché", dijo Brittney. "La policía abrió la puerta y salí corriendo. ... Me quité los zapatos y corrí".

    Flores y Amezcua eran buscados por homicidios pandilleros ocurridos el mes pasado en Victorville, Baldwin Park y Ontario, según Cindy Beavers, de la policía del condado de San Bernadino.

    También eran buscados por un tiroteo el 25 de junio con un policía en Fontana, dijo ella. El policía resultó ileso.

    El muelle de Santa Mónica es un lugar turístico que atrae a miles de visitantes cada verano a sus restaurantes, tiendas y parque de diversiones. Además suele ser utilizado como local de filmación para películas.
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores