Países "cazadores" de ballenas vetan un refugio en el pacífico

Japoneses, noruegos y canadienses rechazaron así la propuesta realizada por Australia y Nueva Zelanda durante la reunión anual número 52 de la Comisión Ballenera Internacional que se está celebrando en la localidad australiana de Adelaide.

04 de Julio de 2000 | 19:20 | ANSA
SIDNEY.- Noruega, Canadá y, en especial, Japón, países que aún cazan ballenas con la excusa de un presunto "interés científico", paralizaron hoy un proyecto para crear un refugio que habría protegido a las ballenas en el Pacífico.

Japoneses, noruegos y canadienses rechazaron así la propuesta realizada por Australia y Nueva Zelanda durante la reunión anual número 52 de la Comisión Ballenera Internacional que se está celebrando en la localidad australiana de Adelaide.

La propuesta consistía en la creación de una gran reserva de 12 millones de kilómetros destinada a los cetáceos, que se tenía que sumar a las áreas protegidas para estos animales existentes en los océanos Indico y Antártico.

El plan contaba con el apoyo de los Estados Unidos, Francia y los países del Pacífico, pero necesitaba una mayoría especial de tres cuartos y sólo obtuvo 18 votos a favor contra 11 por la negativa y 4 abstenciones.

El veto es una victoria de Japón, país donde la carne de ballena está considerada un plato exquisito y que, junto a Noruega y Canadá, encabeza el movimiento para abolir la prohibición de la caza comercial de la ballena, que rige desde hace 14 años.

A favor del veto nipón votaron varios pequeños países en vías de desarrollo, motivo por el cual Tokio fue acusado por la organización internacional Greenpeace de haber comprado los votos de esas naciones a cambio de promesas de ayuda económica.

El ministro australiano de Medioambiente, Robert Hill, se declaró desilusionado pero, al mismo tiempo, destacó los progresos realizados con respecto a la idea de crear una reserva para las ballenas.

Hill aseguró que esa propuesta volverá a ser presentada en la próxima Asamblea que se celebrará en Londres, en el 2001.

Para Greenpeace, la victoria del frente en favor de la caza de ballenas sólo es temporal pues se alcanzó una mayoría para crear la reserva en el Pacífico, señal de un creciente apoyo internacional en favor de la salvaguardia de las ballenas.

Un portavoz de Greenpeace invitó a Japón a "aceptar lo inevitable" y a respetar la voluntad de las naciones del sur del Pacífico a favor de las ballenas.

La Asamblea, que proseguirá hasta mañana, estuvo dominada por los duros intercambios de posiciones manifestados por los delegados de los países participantes.

La delegación japonesa atacó ayer la propuesta de la reserva en el Pacífico afirmando que "no tiene ningún tipo de justificación científica".

Japón acusó a Australia de "usar dos pesos y dos medidas" con su compromiso en favor de las ballenas mientras permite "el exterminio" de dos millones de canguros al año.

El frente en favor de la caza de la ballena pidió a la Comisión Ballenera que ponga fin a la moratoria que prohíbe tal práctica desde 1986.

Japón y Noruega mataron en 1999 a más de 1.000 ballenas con el pretexto de que servían para "la investigación científica".

Numerosos países consideran que la única arma de control para impedir el exterminio de estos cetáceos es reintroducir su caza comercial, pero sólo si es estrictamente regulada.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores