Polícias y protestantes chocan en Irlanda del Norte

Esta fue la tercera noche consecutiva de violencia en Irlanda del Norte, pero según la policía local, nadie hubo heridos durante los enfrentamientos.

05 de Julio de 2000 | 03:56 | Reuters
BELFAST.- Policías y protestantes de línea dura intercambiaron disparos durante la noche en Irlanda del Norte en nuevos hechos de violencia generados por la prohibición al paso de un desfile protestante por un enclave católico, informó el miércoles la policía.

Nadie resultó herido en el tiroteo, ocurrido en Belfast, el cual la policía insistió en que no fue de envergadura.

Fue la tercera noche consecutiva de violencia en Irlanda del Norte, aún volátil a pesar del establecimiento de un gobierno de poderes compartidos que representa a la mayoría protestante y a la minoría católica.

La policía dijo que el incidente del martes por la noche tuvo lugar después que las fuerzas trataron de detener enfrentamientos entre grupos de protestantes y católicos en un área de Belfast.

"La policía contestó los disparos. No se informó de ningún lesionado", dijo un portavoz policial.

Los protestantes lanzaron bombas de petróleo e incendiaron barricadas de la policía para ventilar su furia por una prohibición a una marcha de la Orden de Orange a desfilar por el área católica de Garvaghy Road, cerca de la aldea de Drumcree, el próximo domingo.

En Drumcree, las fuerzas de seguridad utilizaron un cañón de agua cuando los protestantes extremistas los atacaron con bombas de petróleo y piedras, dijeron los testigos.

Unos 500 protestantes trataron de romper las líneas de las fuerzas de seguridad que bloqueban la entrada al área de Garvaghy Road, pero fueron obligadas a replegarse por el cañón de agua, prestado por Bélgica.

Punto de contención

Drumcree ha sido desde hace mucho tiempo un punto de contención sectaria en Irlanda del Norte, particularmente en la temporada anual de desfiles de la Orden de Orange, que conmemoran antiguas victorias militares contra los católicos.

La emisora británica BBC informó que los protestantes realizaron manifestaciones en otros centros de Irlanda del Norte y estaban bloqueando carreteras.

El secretario británico para Irlanda del Norte, Peter Mandelson, se unió a las apelaciones a la calma y apoyo a la frágil proceso de paz de la provincia.

El jefe de policía de Irlanda del Norte, Ronnie Flanagan, exhortó a la Orden de Orange, una exclusiva fraternidad de probritánicos y protestantes, a condenar la violencia.

Flanagan dijo a la BBC que estará observando cuidadosamente las actividades de los antiguos guerrilleros liberados de prisión antes de cumplir sus condenas gracias a los acuerdos de paz.

Las treguas del Ejército Republicano Irlandés y otros grupos principales se están cumpliendo, pero la violencia esporádica se atribuye a renegados de ambas partes.

A pesar de los esfuerzos políticos para poner fin a 30 años de violencia y desconfianza entre protestantes y católicos en la provincia, las diferencias sobre las marchas anuales de la Orden de Orange abren viejas heridas sectarias.

La Orden dice que tiene todo el derecho de "caminar por la avenida de la Reina", pero los católicos califican estos desfiles de triunfalistas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores