El comunismo se convierte a Silicon Valley

En un encuentro con algunos de los principales empresarios surcoreanos, Kim Jong Il sugirió incluso construir una "silicon valley" a poca distancia de la zona desmilitarizada que sigue siendo la última frontera de la guerra fría.

05 de Julio de 2000 | 11:12 | Ansa
SEUL.- Hasta el último líder estalinista, el presidente norcoreano Kim Jong Il, quedó fascinado con Internet.

En un encuentro con algunos de los principales empresarios surcoreanos, Kim Jong Il sugirió incluso construir una "silicon valley" a poca distancia de la zona desmilitarizada que sigue siendo la última frontera de la guerra fría.

Se llamará Kumgang valley y será una zona económica especial destinada a desarrollarse del embrión capitalista instalado en la costa nororiental con un proyecto turístico puesto en marcha recientemente por el grupo Hyundai.

Es más. Fue el mismo fundador del grupo industrial y automovilístico, Chung Ju Yung, quien pese a su avanzada edad (84 años) acudió raudo y veloz hace unos días a Corea del Norte, poco después del histórico encuentro del 13 de junio entre Kim Jong Il y el presidente surcoreano Kim Dae Jung.

Si por una parte la cumbre cerró 55 años de enfrentamientos y puso en marcha un deshielo más allá de las perspectivas, por otra, era difícil, en cambio, imaginar que inmediatamente Pyongyang decidiese aperturas de importancia en el plan económico y tecnológico.

Ni parece ahora casual que el diario que informó con detalle de los resultados de los sondeos de la Hyundai fuese, en una nota de corresponsalía desde Seúl, el norteamericano International Herald Tribune.

Desde 1994, bajo los auspicios del ex presidente Jimmy Carter, las reservas estadounidenses hacia el ex enemigo empezaron a atenuarse y últimamente Corea del Norte comenzó a alejarse de la lista de aquellos Estados que habían sido tachados por Washington como "canallas".

Según fuentes de la Hyundai citadas por el periódico, el desarrollo de la Kumgang Valley exigiría capitales enormes y podría ser encargado a un consorcio internacional abierto a aportes occidentales.

Por su parte, el Herald Tribune subrayó que, según consideraciones de Seúl, implicar a los científicos y técnicos norcoreanos en proyectos informáticos contribuiría a alejar de los proyectos informáticos que Pyongyang se supone que ha llevado adelante en los últimos años, sobre todo en campo balístico.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores