Refuerzan seguridad en Irlanda del Norte

En el bastión protestante de Portadown, al sur de Belfast, militares británicos levantaron una barrera de acero de seis metros de altura para evitar ataques de manifestantes protestantes contra la policía en los alrededores de la iglesia protestante de Drumcree

05 de Julio de 2000 | 12:06 | DPA
BELFAST.- Tras una escalada de violencia de tres días, hoy fueron reforzadas drásticamente las medidas de seguridad en Irlanda del Norte.

En el bastión protestante de Portadown, al sur de Belfast, militares británicos levantaron una barrera de acero de seis metros de altura para evitar ataques de manifestantes protestantes contra la policía en los alrededores de la iglesia protestante de Drumcree.

El secretario británico para asuntos norirlandeses, Peter Mandelson, firmó una orden permitiendo a las fuerzas de seguridad tomar posesión de las zonas adyacentes a la iglesia, centro de la marcha anual de la protestante Orden de Orange.

En otros puntos de la provincia se produjeron incidentes violentos durante la pasada noche. En un barrio protestante de Belfast, incluso, hubo disparos contra efectivos policiales, mientras en varias zonas se levantaron barricadas y se incendiaron coches.

La BBC dijo que estos incidentes recuerdan "los malos viejos tiempos" en la conflictiva provincia.

En Portadown, la policía utilizó por primera vez en treinta años lanzadores de agua contra los manifestantes. Según la policía, nueve efectivos resultaron heridos con proyectiles y cuatro personas fueron detenidas.

Cerca de la iglesia de Drumcree, unos 500 protestantes, seguidores de la Orden de Orange, se manifestaron violentamente contra la prohibición decretada por las autoridades de atravesar el barrio católico de Garvaghy Road en su tradicional marcha del próximo domingo.

Mandelson condenó la violencia y advirtió que nadie debe pensar que con estas acciones se puede lograr que las autoridades den marcha atrás a su decisión de prohibir la marcha protestante por el barrio católico.

La Orden de Orange exige que se le autorice pasar por el barrio católico de Portadown durante su tradicional desfile, convocado para conmemorar la histórica victoria del rey Guillermo de Orange sobre los católicos en una batalla ocurrida hace más de 300 años.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores