Putin amonesta al mando militar ruso

Antes de los últimos ataques, los funcionarios rusos habían dicho que la guerra estaba casi ganada y que las fuerzas federales podrían reducir la intensidad de sus operaciones.

06 de Julio de 2000 | 11:36 | AP
NAZRAN.- Las tropas rusas en Chechenia tendieron hoy alambradas de púas frente a sus posiciones y los comandantes enviaron refuerzos a las principales poblaciones en anticipación de más ataques rebeldes.

Los ataques suicidas con bombas, de principios de esta semana, mataron e hirieron a decenas de soldados, y los comandantes tomaron precauciones contra atentados en la capital chechena de Grozny y las poblaciones de Gudermes y Urus-Martan.

Esos centros fueron reforzados con más tropas, mientras que los puestos y cuarteles militares en toda la república separatista fueron fortalecidos con vehículos blindados, alambre de púas y bloques de hormigón armado, según funcionarios de la administración civil rusa en Gudermes.

Los combatientes chechenos dispararon 14 veces contra posiciones rusas durante la noche, dijo hoy el portavoz militar. No se informó de bajas.

Los funcionarios rusos tratan de evitar los ataques suicidas chechenos que el domingo mataron a 33 soldados e hirieron a 84, en cinco ataques coordinados. Se informó que once civiles murieron.

Antes de estos ataques, los funcionarios habían dicho que la guerra estaba casi ganada y que las fuerzas rusas podrían reducir la intensidad de sus operaciones.

El Presidente Vladimir Putin dio anoche una reprimenda al ministro de Defensa Igor Sergeyev y al ministro del Interior Vladimir Rushailo por los ataques en Mozdok, la población en la frontera con Chechenia donde las fuerzas rusas tienen su cuartel general.

"Nadie le ha relevado de sus obligaciones como jefe de la operación antiterrorista", dijo Putin a Sergueyev durante una reunión que transmitió la televisión rusa. "Así que le pido que cumpla con ellas hasta que se le ordene lo contrario".

A continuación Putin se dirigió a Rushailo, a cargo de la policía, que ha desempeñado un importante papel en la operación militar. "Debemos actuar con mayor decisión, consistencia y fuerza", le dijo Putin.

Sergeyev y otros funcionarios rusos dijeron que el éxito de los ataques se debió a la falta de disciplina entre las tropas. Los reporteros han visto que muchos soldados beben demasiado y aceptan cohecho.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores