Padre de balserito es nuevo héroe cubano

Tras asegurar que nunca había vivido un momento tan emocionante como la llegada aquí de Elián González, Fidel Castro agradeció anoche al padre del balserito, Juan Miguel González, el haber descartado toda "traición a la patria" durante su estancia en Estados Unidos, y haber vuelto con su hijo a Cuba.

06 de Julio de 2000 | 12:35 | AP
LA HABANA.- Tras asegurar que nunca había vivido un momento tan emocionante como la llegada aquí de Elián González, el Presidente Fidel Castro agradeció anoche al padre del balserito, Juan Miguel González, el haber descartado toda "traición a la patria" durante su estancia en Estados Unidos, y haber vuelto con su hijo a Cuba.

Fidel Castro y Juan Miguel González
Ataviado con uniforme de gala, Castro condecoró anoche a González padre con una de las máximas distinciones cubanas para civiles, la orden Carlos Manuel de Céspedes, quien inició en el siglo XIX la lucha por la independencia cubana.


En su discurso, Castro otorgó a González la categoría de nuevo héroe cubano porque "ejemplarmente cumplió sus deberes de padre y patriota" durante los siete meses de la lucha por el regreso de Elián al país.

"Juan Miguel, la patria te agradece la firmeza y el coraje con que defendiste su honor y su justa victoria", dijo Castro tras imponerle la condecoración.

"Nuestro deber revolucionario más sagrado es luchar para que nada semejante (al caso de Elián) ocurra en el futuro y por otros derechos que hemos jurado defender. Seguiremos luchando y venceremos", aseguró el dirigente cubano.

"He vivido momentos emocionantes a lo largo de mi vida revolucionaria", dijo Castro. Pero, agregó, "en ninguna de las ocasiones mencionadas de nuestras luchas experimenté tan intensa emoción como cuando al abrirse la puerta del pequeño avión... vi emerger por la pantalla de la televisión... las figuras de Juan Miguel y Elián".

"El mayor acierto de la revolución fue confiar plenamente en Juan Miguel, el mayor error de la 'mafia' y del imperio fue creer que Juan Miguel podía ser sobornado y conducido a la traición", aseguró el dirigente cubano.

La 'mafia', como califica el gobierno de La Habana a la comunidad cubana en Miami, y ciertos sectores conservadores de Estados Unidos cometieron, según Castro, "un grave pecado moral... la creencia de que Juan Miguel podría ser comprado e incluso la exhortación abierta a desertar y quedarse en Estados Unidos".

Solo cuando esos sectores "se convencieron de que el honor y la firmeza de Juan Miguel era inconmovibles, y que todo el oro del mundo no hubiera bastado para hacerlo vacilar un segundo en su lealtad a la patria, se resignaron a su regreso con el niño", añadió.

"Por salvar la vida de Elián (González padre) estuvo dispuesto a entregar su propia vida... mas nunca estuvo dispuesto a comprar la entrega de aquel niño que tanto amaba al precio de la traición a la patria", dijo.

Durante la ceremonia celebrada en el escenario del teatro Karl Marx, que incluyó discursos, poesía, danzas y música militar frente a un gigantesco retrato de Elián, Castro colocó en la solapa de González una pequeña medalla con una cinta azul.

El homenajeado agradeció la condecoración con breves frases. "No he hecho nada del otro mundo, lo que he hecho lo hubiera hecho cualquier otro padre", dijo con rostro serio.

Unos 5.000 asistentes, entre ellos la familia de Elián y altos funcionarios del gobierno, aplaudieron cuando Castro y González se abrazaron en el escenario tras la imposición de la medalla.

Seguidamente, Castro tomó la palabra para leer un discurso de 25 minutos en el que resumió el "colosal esfuerzo" del pueblo cubano por lograr que Elián, de seis años, volviera a Cuba, de donde había salido en noviembre para una travesía ilegal hacia Estados Unidos con una docena de personas.

Al sobrevivir al naufragio de la embarcación, en que murió su madre, Elián se convirtió en el centro de la mas reciente y agria disputa entre La Habana, que deseaba el regreso del niño a la isla donde residía su padre, y Miami, donde familiares del niño, con el apoyo de la comunidad cubana, procuraban que el pequeño náufrago permaneciese en Estados Unidos.

El padre del niño, empleado de un parque de la playa de Varadero, viajó en abril a Washington con su segunda esposa Nersy y el hijo de ambos Hianny para acelerar el retorno de Elián.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores