Nicaragua comienza a organizar la ayuda por terremoto

El vicepresidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, arribó a la ciudad de Masaya, donde se localizó el epicentro del terremoto de 5,2 grados Richter que ocurrió a las 18.19 hora local, comenzando de inmediato a organizar brigadas de rescate y atención a los damnificados.

08 de Julio de 2000 | 00:07 | EFE
MANAGUA.- El vicepresidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, llegó hoy a la ciudad de Masaya, sacudida por un terremoto que ha dejado al menos tres muertos, un número de heridos indeterminado y casas caídas o parcialmente destruidas y daños materiales aún no cuantificados.

Cifras extraoficiales informan de que son 35 los heridos, la mayoría ingresados en el hospital de Masaya y 16 de ellos trasladados a hospitales de Managua por su gravedad.

El vicepresidente llamó a la calma a los habitantes de Masaya, 30 kilómetros al sudeste de Managua, donde se localizó el epicentro de un terremoto de 5,2 grados en la escala abierta de Richter que ocurrió a las 18.19 hora local (00.19 GMT del sábado).

Sobre el pánico que ha causado la fuerte sacudida, Bolaños dijo que es lógico que un suceso de esta clase provoca miedo "por lo que la gente prefiere dormir fuera de sus casas, en las calles".

Además, señaló que después de un temblor fuerte por lo general se producen réplicas.

Bolaños, abordado por periodistas en Masaya, informó que se han organizado brigadas de rescate y que representantes de diversas instituciones del Estado ya se encontraban en la ciudad afectada por el sismo para atender a los damnificados.

"Estamos activados para atender a la gente, a la que les pedimos calma", agregó Bolaños, que no presentó ningún informe sobre la magnitud del desastre ocurrido en Masaya, donde el epicentro del temblor ocurrió a medio kilómetro de profundidad.

Tres horas después de la sacudida principal, cesó la lluvia fuerte que cayó a la hora más crítica y el servicio de energía eléctrica ha comenzado a ser restablecido, mientras los temblores han cesado a las 21.30 hora local (03.30 GMT del sábado).

Otros informes indican que hay varios templos católicos de Masaya severamente dañados, como la parroquia de El Calvario, por lo que las iglesias han sido descartadas como centros de refugio.

Las paredes del cementerio muy cerca del barrio indígena de Monimbó también sufrieron grandes daños.

El terremoto que hoy ha azotado a Masaya ha sido precedido por otro de 5,9 grados en la escala abierta de Richter que ayer se localizó en el sector de la Laguna de Apoyo, donde causó cuatro muertos, más de 60 heridos, unos 2.000 evacuados y 894 casas dañadas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores