Haití celebrará comicios a pesar de oposición nacional y extranjera

La Organización de Estados Americanos anunció que no supervisará las elecciones parlamentarias y municipales, debido a que los resultados de la primera vuelta, efectuada el 21 de mayo pasado, fueron "incorrectos". Estados Unidos apoyó la decisión de la OEA e insiste en que las autoridades revisen los resultados.

08 de Julio de 2000 | 04:03 | DPA
PUERTO PRINCIPE.- Haití se prepara hoy para celebrar la segunda ronda de comicios parlamentarios y municipales, haciendo caso omiso de reiteradas denuncias de la comunidad internacional y de la oposición política haitiana sobre "irregularidades" que empañan el proceso electoral del país caribeño.

La Organización de Estados Americanos (OEA) anunció anoche que no supervisará las elecciones, debido a que los resultados de la primera vuelta, efectuada el 21 de mayo pasado, fueron "incorrectos".

Estados Unidos apoyó la posición de la OEA sobre la primera ronda e insiste en que las autoridades haitianas revisen los resultados parciales que dan el triunfo a la gubernamental Organización Familia Lavalas (OFL), liderada por el ex Presidente Jean Bertrand Aristide.

El gobierno del Presidente estadounidense, Bill Clinton, aún no se había pronunciado sobre las recientes declaraciones del Mandatario haitiano, René Preval, sobre que no iba a dar marcha atrás en los resultados de la primera ronda de los comicios.

Según los controvertidos resultados oficiales, la OFL obtuvo 16 de 17 escaños en juego de una Cámara Alta conformada por 27 senadores.

Asimismo, el partido de Aristide se alzó con 26 de los 83 lugares que integran la totalidad de la Cámara de Diputados. En el resto de las bancas en disputa ningún candidato logró la mayoría absoluta, aunque los postulantes de la OFL iban adelante.

De esta forma Aristide, candidato favorito para los comicios presidenciales a efectuarse en noviembre próximo, apunta a dominar el Parlamento haitiano, debido a que Lavalas concurre prácticamente solo a la segunda instancia electoral de este domingo, porque la oposición se negó a participar.

Desde el 11 de enero de 1999, el Congreso en Haití está acéfalo, cuando el Presidente Preval, de la OFL, lo declaró "caduco", en medio de una confrontación entre ambos poderes.

Desde entonces, unos 500 millones de dólares están congelados por la comunidad internacional en espera de que se instale en Haití un Parlamento "legítimo".

La oposición política, encabezada por la Organización del Pueblo en Lucha (OPL), dirigida por el sociólogo Gérard Pierre Charles y por el Espacio de Concertación (EdC), alianza de seis partidos liderada por el socialdemócrata Serge Gilles, rehusaron participar en esta segunda ronda.

Los resultados del 21 de mayo también fueron rechazados por la Cámara Haitiana de Comercio y la Conferencia de Obispos Católicos, entre otras entidades empresariales y religiosas haitianas.

Tres de los nueve miembros del Consejo Electoral Provisorio (CEP) haitiano se negaron a certificar los resultados. El titular del organismo, León Manus, optó el 18 de junio pasado por huir a Estados Unidos alegando que su vida estaba en peligro, tras afirmar que en la primera vuelta habían sido elegidos sólo cinco senadores de la OFL y no 16 como anunció el CEP.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores