Barak "diseñará" una nueva coalición cuando regrese de EE.UU.

El Gobierno del líder laborista israelí, desde hace un año en el poder, ha quedado en minoría en el Parlamento (Kneset), donde esta tarde tendrá que afrontar tres mociones de censura que probablemente no prosperarán.

10 de Julio de 2000 | 03:54 | EFE
JERUSALEN.- El Primer Ministro israelí, Ehud Barak, emprendió hoy viaje a El Cairo tras declarar que "diseñará" una nueva coalición de Gobierno cuando regrese de la "conferencia cumbre" de Camp David para la paz con los palestinos.

Barak se negó esta mañana, en una reunión con sus ministros y legisladores del bloque Un Israel, a seguir la recomendación de constituir un nuevo Gobierno de base parlamentaria reducida.

El Gobierno del líder laborista israelí, desde hace un año en el poder, ha quedado en minoría en el Parlamento (Kneset), donde esta tarde tendrá que afrontar tres mociones de censura que probablemente no prosperarán.

El desmoronamiento de la coalición no parecía ser hoy la mayor preocupación de Barak, sino "la pesada responsabilidad" ante el "difícil desafío" de conseguir la paz con los palestinos, en cuyo caso el acuerdo se sometería a plebiscito.

La crisis de Gobierno fue desencadenada por el abandono de la coalición, anunciado ayer domingo, por parte de seis ministros de Estado, parte de un total de 26 de los 68 diputados que respaldaban a Barak entre los 120 representantes en la Kneset.

Barak se reunirá esta mañana con el Presidente egipcio, Husni Mubarak, el principal mediador del mundo árabe entre israelíes y palestinos, para informarle del estado del proceso de paz con los palestinos antes de comenzar mañana martes las cruciales negociaciones de Camp David, en Maryland (EE.UU.).

El Primer Ministro israelí regresará de El Cairo a primeras horas de la tarde para participar en el debate de las mociones de censura y esta noche viajará a Washington para la "cumbre" tripartita con los presidentes Bill Clinton, de EE.UU., y Yasser Arafat, de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Según los comentaristas parlamentarios, a pesar del debilitamiento de Barak, que ha quedado al frente de una pequeña coalición con 42 legisladores, la oposición de derecha, que procura frenar el proceso de paz, no tiene asegurada la mayoría de 61 votos que necesitará esta tarde para provocar la caída del Gobierno.

El presidente de la pequeña coalición de Barak en la Kneset, Ofer Pines, diputado del Partido Laborista, el primero del bloque oficialista Un Israel, admitió hoy que la crisis actual puede finalmente desembocar en un anticipo de las elecciones generales.

La principal moción, que condenará la política de paz de Barak, la presentará el primer bloque de la oposición, el Likud, con 22 escaños y presidido por el general Ariel Sharón.

Antes de ser sometida a votación, la moción del Likud contaba con el respaldo asegurado de 53 legisladores, ocho menos de los que necesita para derribar al Gobierno, y según los analistas no logrará reunir los votos para conseguir la imprescindible mayoría.

Por su parte, "lo que quedó" del frágil Gobierno cuenta con el respaldo asegurado de 52, incluyendo a diez legisladores árabes.

Entre los quince escaños restantes están los seis del partido liberal y anticlerical Shinui, que tiende a respaldar al Gobierno desde fuera de la coalición, y en las antípodas el Partido ortodoxo Judaísmo de la Biblia, con otros cinco diputados.

Una de las incógnitas es cómo votarán esta tarde los 17 legisladores del partido integrista Shas, la tercera fuerza política de Israel, que anunciaron ayer el abandono de la coalición.

Barak, que insiste en la necesidad de contar con una coalición parlamentaria amplia para lograr la aprobación de un posible acuerdo con los palestinos en Camp David, tratará seguramente de atraer de nuevo a los ministros y legisladores de Shas a su Gobierno cuando regrese de la "cumbre" de Camp David, probablemente en dos semanas.

Otra moción será la del frente ultranacionalista Israel Beitenu-Ijud HaLeumí, con ocho diputados, también en este caso contra el programa de paz del líder laborista, y la última la presentará el partido árabe Balad, de los diputados Ajmed Tibi y Azmi Bishara, en protesta por una huelga médica que dura ya más de tres meses.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores