Barak sobrevive a moción de censura en el Parlamento

Empero, la oposición obtuvo más votos que el gobierno, 54 a favor de la moción frente a 52 en contra. El Premier israelí tomó de inmediato un avión con destino a EE.UU., donde asistirá mañana a la conferencia de Camp David con el líder palestino Yasser Arafat.

10 de Julio de 2000 | 14:47 | AP
JERUSALEN.- El Primer Ministro israelí Ehud Barak sobrevivió hoy a la primera de las dos mociones de censura cuando el partido opositor Likud no obtuvo los 61 votos necesarios para derrocarlo.

Ehud BarakEmpero, la oposición obtuvo más votos que el gobierno, 54 a favor de la moción frente a 52 en contra. Siete de los legisladores se abstuvieron y otros siete no estuvieron presentes.

Barak tomó de inmediato un avión con destino a Estados Unidos, donde asistirá mañana a la conferencia cimera de Camp David con el líder palestino Yasser Arafat.

Una segunda moción de censura, presentada por el partido derechista Yisrael Beitenu, fue postergada indefinidamente, dijo esa agrupación. Esa votación probablemente fue considerada innecesaria debido a que los resultados hubieran sido los mismos.

"Fue una conducta infantil la que vimos hoy", comentó Barak tras la votación.

"El gobierno no cayó, y sigo avanzando hacia Camp David".

La votación culminó un día tenso para Barak, cuya coalición se disolvió ayer cuando se retiraron de ella tres partidos derechistas opuestos a concesiones que Barak haría a los palestinos.

Antes de la votación, Barak se dirigió al parlamento, conocido como la Knéset, y aseguró que cuenta con el mandato del pueblo para hacer la paz.

"El momento de la verdad se acerca", dijo Barak. "Hace apenas un año el pueblo nos confirió un mandato para dirigir, no para mantener la situación actual, sino para cambiar totalmente la realidad y garantizar el futuro de Israel".

"No voy solo. Conmigo vienen casi dos millones de votantes ... ciudadanos que quieren la paz, que quieren dar una oportunidad al cambio, y albergan esperanzas de un Israel distinto, en paz con sus vecinos".

Barak fue constantemente interrumpido y abucheado por políticos derechistas, tanto que en determinado momento exclamó molesto: "¿Es que ni siquiera puedo hablar aquí?".

Barak se comparó con mandatarios anteriores que se atrevieron a tomar decisiones difíciles pese a intensa oposición, como David Ben Gurión al establecer el estado de Israel, Menajem Beguin al hacer la paz con Egipto e Yitzjak Rabin al iniciar un diálogo con los palestinos.

Reiteró promesas anteriores de que nunca aceptará retirarse a los límites de antes de la guerra de 1967, que Jerusalén continuará unida y bajo soberanía israelí y que Israel no aceptará "responsabilidad moral ni legal" por el problema de los refugiados palestinos.

Sin embargo, el líder del opositor partido Likud, el ex ministro de defensa Ariel Sharon, declaró que no confiaba en Barak para dirigir los destinos de la nación.

"El primer ministro que quería ser el primer ministro de todos en un año se ha convertido en primer ministro de casi nadie", dijo Sharon. "Usted conduce un proceso peligroso. Un primer ministro que no puede lograr la paz en su nación o en su mismo gobierno no puede lograr la paz con los árabes".

Barak, que debía viajar a Estados Unidos esta mañana, postergó el viaje hasta después de la votación. Visitó brevemente El Cairo para consultar con el presidente egipcio Hosni Mubarak y luego regresó.

Barak dijo a Mubarak que cualquier acuerdo entre Israel y los palestinos en Camp David exigirá concesiones a las dos partes, dijo un allegado al primer ministro israelí.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores