Sida reducirá expectativas de vida en el sur de Africa

Científicos y especialistas en salud reunidos en la decimotercera Conferencia Internacional sobre Sida que se lleva a cabo en Durban, Sudáfrica, instaron a políticos y consorcios farmacéuticos a trabajar en conjunto para confrontar la crisis.

10 de Julio de 2000 | 17:21 | DPA
DURBAN, Sudáfrica.- La epidemia del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) reducirá en hasta treinta años la expectativa de vida en los países en el sur del continente africano, según pronostican los estudios más recientes.

Científicos y especialistas en salud reunidos en la decimotercera Conferencia Internacional sobre Sida que se lleva a cabo en Durban, Sudáfrica, instaron a políticos y consorcios farmacéuticos a trabajar en conjunto para confrontar la crisis.

"No podemos preguntarnos por más tiempo cuál es el camino correcto, sino que debemos hacer algo y para ello fortalecer mucho más los esfuerzos actuales", dijo hoy Roy Anderson del Centro de Epidemiología de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Oxford, Gran Bretaña.

Acerca de la efectividad de medidas de prevención y medicamentos antivirales se sabe bastante, señaló el experto, que, por encargo del programa de las Naciones Unidas ONUSIDA investiga el éxito en todo el mundo de las medidas contra el virus de inmunodeficiencia humana (HIV).

Pero lo que hace falta es una fuerte voluntad política para implementar estos conocimientos en los países afectados, agregó.

"Se trata de hacer cosas sencillas", dijo Anderson. En los países occidentales, una terapia debe demostrar una eficacia de por lo menos el noventa por ciento antes de ser aprobada. "Este paradigma debe ser modificado rápidamente", afirmó. También una efectividad de entre el cincuenta y sesenta por ciento, por ejemplo en una vacuna, ayudaría a limitar la rápida expansión de la enfermedad en Africa.

Si no se toman medidas inmediatas, la expectativa de vida de la población en Botswana, Namibia, Swazilandia, y Zimbabwe será en el 2010 de alrededor de treinta años, según informó la agencia estadounidense para Desarrollo Internacional (USAID).

Ya antes del año 2003 bajará el número de habitantes en Botswana, Zimbabwe y Sudáfrica, mientras que si no existiera la epidemia del sida la población crecería hasta un 2,3 por ciento anualmente.

Según datos estadísticos, en estos tres países, así como también en Namibia, el sida será la principal causa de mortalidad infantil a finales de esta década.

Actualmente en Zimbabwe el sida es responsable del setenta por ciento de las muertes de los niños menores a cinco años.

La presión sobre los gobiernos y los consorcios farmacéuticos también fue manifestada por Edwin Cameron, juez de la Corte Suprema de Sudáfrica, quien también es HIV positivo.

"Yo estoy aquí frenta a ustedes sólo porque puedo pagar por mi vida", dijo Cameron en referencia a los altos costos de la terapia para el tratamiento del sida.

"Es vergonzozo para nuestro país que aquí aún no se haya implementado un programa" para beneficiar a las personas más carenciadas, señaló el juez y sus palabras fueron seguidas por un fuerte aplauso de los casi 8.000 asistentes.

Los medicamentos de las grandes industrias farmacéuticas continúan siendo caros, al tiempo que las leyes de patentamiento obstaculizan intentos de producción locales.

Por su parte, la ministra de Salud de Sudáfrica, Manto Tshabalala- Msimang, rechazó las críticas y destacó que se está implementando un programa de prevención de la enfermedad, centrado ante todo en transmitir la importancia de practicar sexo seguro, es decir con preservativo.

La empresa farmacéutica Merck anunció, junto con la fundación Bill & Melinda Gates y la república de Botswana, los planes para lanzar una nueva iniciativa contra el HIV en ese país africano.

Según explicó un representante de Merck, se pondrán a disposición cincuenta millones de dólares a lo largo de cinco años para construir el sistema de salud básico en Botswana.

"Saludamos esta sociedad privada-estatal", dijo la ministra de Salud de Botswana, Joy Phumaphi. "Necesitamos ambas cosas: ayuda para la infraestructura así como acceso a medicamentos baratos".

De las 34 millones de personas infectadas con el virus HIV, más de 24 millones viven en la región africana subsahariana.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores