Muertos por alud de basura en Filipinas llegan a 71

El saldo de personas desaparecidas podría convertirse en centenares bajo las toneladas de basura y barro que ayer sepultaron las precarias viviendas de un barrio en Manila.

11 de Julio de 2000 | 04:46 | REUTERS
MANILA.- Miembros de los equipos de rescate continuaban buscando el martes entre las montañas de basura que se derrumbaron sobre un barrio de precarias viviendas en Manila, después de haber recuperado 71 cadáveres y con pocas esperanzas de encontrar sobrevivientes.

El saldo de personas desaparecidas podría convertirse en centenares bajo las toneladas de basura y barro que sepultaron las humildes viviendas del barrio llamado "La Tierra Prometida", tras la ruptura el lunes de uno de los laterales del basurero próximo.

"Hasta la tarde de ayer, todavía podíamos oír las voces provenientes de debajo de la basura pidiendo ayuda, pero por la noche ya no podíamos oírles", afirmó una encargada de los equipos de ayuda, Adela Pamat, en declaraciones a Reuters.

"Incluso los familiares afirman que creen que todos ellos están muertos. Yo creo también que están todos muertos", agregó Pamat.

Unas cien personas resultaron heridas además como consecuencia del derrumbe del vertedero, de unas 10 hectáreas de extensión, provocado por las fuertes lluvias del tifón Kai-Tak.

Más de cien viviendas situadas al pie del basurero, fueron aplastadas por el alud de residuos y porquería.

Cientos de soldados y civiles trabajaron durante toda la noche a la luz de generadores y linternas, excavando entre la basura derramada a los sobrevivientes sepultados.

"Todo lo que pudimos encontrar fue gente muerta", dijo un capitán del ejército.

Veinticuatro horas después del derrumbe, el olor de la basura estaba dando paso al olor de cuerpos en descomposición proveniente de la montaña de escombros.

Este vertedero es una forma de vida para unas 80.000 personas que buscan diariamente restos entre la basura, como contenedores de plástico, juguetes rotos y electrodomésticos fuera de funcionamiento que después venden.

Durante 20 años ha sido considerado como un símbolo de la masiva pobreza que afecta a esta nación católica de 75 millones de personas.

El Presidente Joseph Estrada, que en el momento del desastre se encontraba en la isla de Mindanao, al sur del país, afirmó que el gobierno planeaba cerrar el basurero.

"Estamos trabajando en un proyecto de reubicación de estas personas (los buscadores de basura), para que puedan tener un lugar decente para vivir", dijo en una entrevista radiofónica.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores