Cumbre en Camp David inicia segundo día con bloqueo informativo

El Presidente de EE.UU., Bill Clinton, se reunirá nuevamente hoy con el Primer Ministro de Israel, Ehud Barak, y con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, siguiendo el modelo de las conversaciones bilaterales y por separado, para después ir a las plenarias.

12 de Julio de 2000 | 03:01 | EFE
CAMP DAVID.- Israelíes y palestinos inician hoy su segundo día de reuniones en Camp David bajo la mediación de EE.UU., con la consigna de no airear al público ninguno de los asuntos sobre los que intentan llegar a un acuerdo de paz.

El Presidente de EE.UU., Bill Clinton, vuelve a reunirse hoy con el Primer Ministro de Israel, Ehud Barak, y con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, siguiendo el modelo de las conversaciones bilaterales y por separado, para después ir a las plenarias.

Aunque se mantienen las esperanzas sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo, las expectativas de conseguirlo siguen siendo bajas, ante la dificultad de las discusiones.

En ellas se abordan asuntos transcendentales para ambos rivales como es Jerusalén, que posiblemente sea el escollo más difícil de superar, pero también otros en los que podrían haber progresado pero siguen siendo espinosos y elementos potenciales de desacuerdo.

Se trata de las fronteras, el reparto del agua, el regreso de los refugiados palestinos -que son más de tres millones de personas-, y la retirada de los asentamientos judíos de Cisjordania, considerados ilegales por la comunidad internacional y uno de los elementos más complicados del proceso de paz.

El ambiente en que se desarrolla esta cumbre ha sido calificado por el portavoz de la Casa Blanca, Joe Lockhart, como "positivo y serio", y en ella las partes "han indicado que entienden plenamente las dificultades que afrontan en los próximos días, pero también la oportunidad que tienen por delante".

Y que es algo que deben aprovechar antes de que venza la fecha del 13 de septiembre próximo, que hace casi un año Barak y Arafat decidieron como la del momento en que tendrían una paz definitiva, y en la que el líder palestino ya ha dicho que, con acuerdo o sin él, será la de la declaración del Estado palestino.

Como primera medida, y a sugerencia de EE.UU., las delegaciones han aceptado el "bloqueo informativo" sobre el contenido de sus discusiones desde el primer día de las reuniones.

También acordaron con israelíes y palestinos que será un representante del Gobierno de Bill Clinton quien haga los anuncios importantes.

"Las partes consideran que va en su mejor interés alcanzar un acuerdo, pero también evitar perder el tiempo discutiendo cada día las versiones de cada periódico sobre lo que ocurre en cada sesión", afirmó Lockhart.

La estrategia diplomática estadounidense, que combina el silencio informativo con reuniones conjuntas y por separado con las partes, dejando que los delegados tengan posibilidades de conocerse fuera de la mesa de negociaciones, ya ha sido utilizada por Clinton en anteriores ocasiones y con resultados positivos, como ocurrió en Wye en octubre de 1998.

Clinton ha establecido sus cuarteles generales en el "Aspen Cottage", donde el martes recibió, por separado, al líder palestino, primero, y después al Primer Ministro israelí.

Barak se aloja en el "Dogwood Cottage", el mismo en que se instaló el Presidente egipcio Anuar Sadat en septiembre de 1978, mientras que Arafat ocupa el "Birch Cottage", que hace 22 años sirvió de residencia al Primer Ministro israelí Menajem Beguin, cuando ambos países firmaron un acuerdo de paz con la mediación el Presidente Jimmy Carter.

Las negociaciones se desarrollan en el "Laurel Cottage", un edificio con forma de letra "L", donde se celebró la primera sesión plenaria con los diplomáticos de las tres partes sentados ante una mesa rectangular.

De los 34 delegados que asisten a la negociación, a la mesa se sientan 21, y detrás de ellos los otros 13, según explicó el portavoz de la Casa Blanca.

La delegación estadounidense, encabezada por el Presidente, está integrada por 14 negociadores, entre los que se encuentran la secretaria de Estado, Madeleine Albright, el jefe de Gabinete de Clinton, John Podesta, y el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Sandy Berger.

Pero a la mesa negociadora se sientan 8, mientras que por parte de Israel y de los palestinos, Barak y Arafat participan con 5 delegados cada uno.

El Presidente de EE.UU. relató a sus dos invitados la historia de Camp David, incluido el origen de su nombre y cuando empezó a ser residencia de descanso de los gobernantes de este país.

También les explicó que el complejo cuenta con una piscina, una bolera e incluso ofrece la posibilidad de practicar el golf.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores