Clinton retornó a Camp David con esperanzas de reconciliación

El portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, afirmó que el Presidente regresó a Camp David "para mantener conversaciones serias" y precisó que tenía previsto reunirse con sus consejeros. Según el vocero, Clinton pasará la noche en Camp David.

13 de Julio de 2000 | 20:04 | AFP
THURMONT.- El Presidente estadounidense, Bill Clinton, regresó la tarde del jueves a su residencia de verano en Camp David, con la esperanza de que el Primer Ministro israelí, Ehud Barak y el líder palestino, Yasser Arafat, se inspiren en la reconciliación entre Estados Unidos y Vietnam.

Clinton llegó en helicóptero hacia las 21H00 GMT, tras una ausencia de siete horas y media en la que firmó un histórico acuerdo comercial con Vietnam 25 años después del fin de la guerra y un paquete de ayuda antinarcóticos a Colombia, que incluye asistencia militar y financiera por 1.319 millones de dólares.

El portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, afirmó que el Presidente regresó a Camp David "para mantener conversaciones serias" y precisó que tenía previsto reunirse con sus consejeros. Según el vocero, Clinton pasará la noche en Camp David.

Tras la firma del acuerdo comercial con Vietnam, queconsagra la lenta normalización de las relaciones entre los dos antiguos beligerantes, Clinton afirmó que el acuerdo representa que "viejos adversarios pueden entenderse para encontrar un terreno común favorable a sus ciudadanos, olvidar el pasado y enfrentar el porvenir, perdonar y reconciliarse".

En ese sentido, el Presidente pediría a los dignatarios de Israel y Palestina "seguir este ejemplo", según dijo ante una asamblea de veteranos de la guerra de Vietnam reunidos en la Casa Blanca.

Respetando el compromiso de mantener en secreto las conversaciones entre Arafat y Barak, el presidente estimó "preferible no decir nada de lo que pasa en Camp David", aunque dijo que existen "grandes posibilidades de éxito", antes de tomar el helicóptero que lo llevó a Camp David.

Durante la ausencia del presidente norteamericano, la secretaria de Estado, Madeleine Albright, se hizo cargo del tercer día de conversaciones, orientadas a lograr la paz entre israelíes y palestinos.

Mientras que Estados Unidos mantiene un cerrado hermetismo sobre los avances, Israel dejó saber este jueves que "permaneceremos aquí todo el tiempo que sea necesario hasta alcanzar un acuerdo".

"Podríamos continuar las conversaciones en ausencia de Clinton", afirmó el portavoz del primer ministro israelí Ehud Barak, Gadi Baltiansky, en alusión al viaje que hará el presidente norteamericano a Japón para la Cumbre del G-8 (los siete páises más industrializados más Rusia), el 19 de julio. Su regreso a Estados Unidos está previsto para el 25 de julio.

Según responsables israelíes, Estados Unidos quiere evitar la convocatoria de cumbres en serie sobre el Medio Oriente e intenta hacer el máximo para acabar con las divergencias importantes entre las dos partes.

Barak, que perdió el apoyo de tres partidos de su coalición gubernamental la víspera de la cumbre de Camp David que se inauguró el martes pasado, preferiría alcanzar un acuerdo en el transcurso de esta sesión de negociaciones con el fin de someterlo luego a un referendum.

"Si alcanzamos un acuerdo, él (Barak) lo presentará al pueblo", dijo Baltiansky.

Por otro lado, Arafat insitió este jueves ante las autoridades estadounidenses en pedir una autorización para celebrar una sesión de los miembros del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) junto con figuras de la oposición del ex comunista Partido Popular y del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, invitados por él mismo, indicó un funcionario palestino que pidió no ser identificado.

El portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, dejó entrever al respecto una ligera posibilidad, pero reafirmó que la delegación palestina no había pedido ninguna autorización.

Luego, un reponsable israelí informó que Arafat y Barak se reunieron la noche del miércoles.

"Una reunión tuvo lugar entre los dos dirigentes, pero no puedo hablar sobre su contenido", precisó a la AFP el funcionario israelí, quien poco antes se había reunido con los negociadores.

Según Boucher, la reunión se realizó en el chalet de Arafat, poco antes de la cena que sostuviero los dos dirigentes con Clinton.

El portavoz de la Casa Blanca, Joe Lockhart, dijo que las conversaciones que se llevan a cabo en torno a los temas cruciales que hasta el momento han bloqueado el proceso de paz de Medio Oriente, que tienen lugar en el lugar donde Egipto e Israel pactaron la paz en 1978, están bien encaminadas.

Israel y Palestina negocian los temas más cruciales del conflicto israelo-palestino: el futuro de Jerusalén, las fronteras de un Estado palestino, el destino de 3,7 millones de refugiados palestinos, la suerte de los colonos judíos y las garantías de seguridad para Israel.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores