Israelíes y Palestinos negocian en pequeños grupos en Camp David

"Se han dividido en pequeños grupos y discuten directamente las cuestiones centrales del conflicto", dijo a la prensa el portavoz de la Casa Blanca, Joe Lockhart.

14 de Julio de 2000 | 15:39 | AFP
THURMONT.- Israelíes y palestinos negociaban activamente este viernes en Camp David en pequeños grupos de trabajo, con el objetivo de lograr un entendimiento con la participación del Presidente estadounidense Bill Clinton, presente en el cuarto día de la cumbre.

"Se han dividido en pequeños grupos y discuten directamente las cuestiones centrales del conflicto", dijo a la prensa el portavoz de la Casa Blanca, Joe Lockhart.

"Son problemas muy complejos", precisó en referencia a la cuestión sobre el estatus de Jerusalén, el trazado de fronteras de un futuro Estado Palestino, la suerte de 3,7 millones de refugiados palestinos, colonos judíos y de las garantías de seguridad reclamadas por Israel.

Las discusiones "son tensas pero eso no es sorprendente", agregó Lockhart.

Siguiendo las severas reglas de discreción fijadas desde el inicio de la cumbre el martes, el portavoz se negó a comentar el trasfondo de las negociaciones, cuya cuarta jornada fue inaugurada este viernes por Clinton.

El Presidente estadounidense está acompañado en Camp David por unos quince consejeros, entre quienes se cuenta la secretaria de Estado Madeleine Albright, el consejero para la seguridad nacional Samuel Berger, y el enviado especial para Medio Oriente, Dennis Ross.

La noche del jueves, Clinton invitó a cenar al Presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, al Primer Ministro israelí, Ehud Barak, y al conjunto de sus delegaciones. Según fuentes allegadas a las negociaciones, Estados Unidos tenía la intención de presentar el jueves a ambas partes sus propuestas para lograr un compromiso durante la cumbre.

No fue posible este viernes confirmar si las propuestas escritas estadounidenses fueron sometidas al estudio de las delegaciones.

Un responsable estadounidense, que habló a condición de mantener el anonimato, se limitó a señalar que las propuestas serían presentadas "en un momento determinado" de las negociaciones.

Un funcionario israelí indicó por su parte que Estados Unidos no había presentado propuestas de compromiso por escrito, pero que Clinton "sugirió algunas ideas".

La secretaria Madeleine Albright debe reunirse este viernes a las 13.00 horas locales (17.00 GMT) con los dirigentes palestinos invitados a la cumbre israelo-palestina por Yasser Arafat. El encuentro está previsto en Emitsburg, a una decena de kilómetros al norte de Thurmont.

Uno de esos dirigentes, Tayssir Khaled, del Frente Democrático de Liberación de Palestina (FDLP) y miembro del comité ejecutivo de la OLP, rehusó participar de esa reunión.

"Estamos aquí a pedido de la OLP, para reunirnos con el presidente Arafat y quedamos sorprendidos por el comportamiento estadounidense, percibido como una interferencia en los asuntos palestinos y como una tentativa de aislar a los negociadores palestinos para forzarlos a hacer concesiones", dijo Khaled.

Arafat había invitado a una docena de personalidades palestinas, incluyendo a varios ministros e integrantes del comité ejecutivo de la OLP, para reunirse con ellos en la residencia de verano de la presidencia norteamericana, a un centenar de kilómetros al norte de Washington.

Las informaciones, obtenidas de fuentes israelíes, según las cuales Israel estaría dispuesta a realizar concesiones sobre el tema de Jerusalén, ciudad reinvidicada por las dos partes como su capital, provocaron alarma en la derecha israelí.

Una de sus representantes, Limor Livnat, ex ministro de Comunicaciones en el gobierno de Benjamin Netanyahou, se expresó este viernes en contra de ese eventual compromiso sobre el estatuto de Jerusalén, al hablar sobre ello en Thurmont.

Ella fue invitada a salir del centro de prensa de Thurmont por los responsables estadounidenses, que le señalaron que el lugar estaba reservado para los funcionarios norteamericanos, los únicos autorizados a hablar con la prensa.

Durante el fin de semana, el ritmo de las negociaciones debería decrecer por las obligaciones religiosas de los miembros de la delegación israelí que observan el Sabath, el descanso judío semanal, y de los musulmanes de la delegación palestina, cuyo día santo es el viernes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores