Putin llegó a China para reforzar alianza

El presidente ruso Vladimir Putin y el jefe de Estado chino Jiang Zemin, emitirán un comunicado conjunto para manifestar la profunda oposición de ambas naciones a los nuevos planes estadounidenses de defensa antimisiles, conocidos como "guerra de las galaxias".

17 de Julio de 2000 | 12:19 | Efe
BEIJIN.- El presidente ruso, Vladimir Putin, llegó esta noche a Pekín, donde mañana celebrará una reunión cumbre con el jefe de Estado chino, Jiang Zemin, sobre cuestiones de carácter estratégico.

Putin y Jiang emitirán un comunicado conjunto para manifestar la profunda oposición china y rusa a los nuevos planes estadounidenses de defensa antimisiles, conocidos como "guerra de las galaxias".

Según Moscú y Pekín, los planes estadounidenses tendrán efectos desastrosos en el equilibrio mundial, ya que frenarán el proceso de desarme y los esfuerzos para la no proliferación, mientras desatarán una nueva carrera armamentística en el mundo y en el espacio exterior.

Además de esta cuestión, Jiang y Putin analizarán otros aspectos de la alianza estratégica bilateral que establecieron el año pasado, cuyo objetivo es luchar por un mundo multipolar, en contra de potencias hegemónicas.

Los mandatarios firmarán varios acuerdos de cooperación en el campo político, educativo y económico, entre los que destaca la creación de un gasoducto que acercará las reservas de Siberia a la zona más desarrollada de China, cerca de Shanghai.

El jefe de Estado chino informará a su colega ruso de las últimas evoluciones en Corea del Norte, antes de que Putin viaje a Pyongyang el próximo día 19, para mantener una reunión al máximo nivel con el líder norcoreano, Kim Jong-il.

Tras su breve estancia en Pyongyang, el presidente ruso se dirigirá a la isla japonesa de Okinawa, donde, entre el 21 y el 23 de julio, se celebrará la cumbre del G-8 (siete países más industrializados y Rusia).

Putin aprovechará su presencia en la cumbre para entrevistarse personalmente con el presidente de EEUU, Bill Clinton, trasmitirle su preocupación por los nuevos proyectos militares de Washington y, previsiblemente, ofrecer algunas concesiones en materia de desarme para frenar el plan defensivo.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores