Políticos colombianos se integran a las negociaciones de paz

"En desarrollo de un acuerdo que se firmó el año pasado con las representaciones, la Mesa de Negociación creó un mecanismo llamado Grupo de Apoyo Político", dijo a periodistas el Alto Comisionado para la Paz, Camilo Gómez, al explicar el mecanismo.

17 de Julio de 2000 | 15:37 | DPA
Partidos políticos colombianos se integran al proceso de paz del paísBOGOTA.- Los partidos políticos colombianos iniciaron hoy su participación activa en el proceso de paz que desarrollan el gobierno y la guerrilla de las FARC, a través de una serie de visitas a la zona desmilitarizada escenario de las negociaciones en el sur del país.

"En desarrollo de un acuerdo que se firmó el año pasado con las representaciones, la Mesa de Negociación creó un mecanismo llamado Grupo de Apoyo Político", dijo a periodistas el Alto Comisionado para la Paz, Camilo Gómez, al explicar el mecanismo.

Gómez precisó que "las reuniones iniciales serán individuales, y luego habrá una con todos los delegados de los partidos".

El primer movimiento en desplazarse al municipio de San Vicente del Caguán, en el departamento de Caquetá, fue Sí Colombia, a través de su directora, la ex candidata presidencial Noemí Sanín, quien dijo que apoyaba el esquema, pero que también le haría exigencias a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Como todos los colombianos, yo quiero que el proceso se salve, por eso tendré una interlocución con la guerrilla, porque ella tiene la responsablidad de convertir los gestos de paz en hechos de paz", dijo la líder política antes de volar desde el aeropuerto de Bogotá con algunos negociadores del gobierno.

Uno de ellos, el ex congresista Fabio Valencia Cossio, manifestó su repudio por la escalada violenta de las FARC que en los últimos cuatro días dejó 13 policías, 20 rebeldes y cinco civiles muertos en varias poblaciones del centro y suroccidente colombianos.

"No es posible que las FARC asesinen en estado de indefensión a un agente de la policía, violando el Derecho Internacional Humanitario (DIH)", dijo el negociador a periodistas.

"Sabemos que en la guerra también hay reglas que deben ser respetadas y cumplidas por la insurgencia", complementó Valencia Cossio.

En igual sentido se pronunció el también representante del Ejecutivo y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Alberto Giraldo, quien además resaltó la importancia de pactar un cese al fuego.

"Los que están llevando la peor parte en esta guerra sin cuartel son precisamente los que no están metidos en el conflicto", dijo el prelado, quien agregó que "el DIH es el piso o el fundamento sobre el que se tiene que edificar una conversación de paz".

Las demás colectividades viajarán al área de 42.000 kilómetros cuadrados libres de fuerza pública a lo largo de esta semana, se informó.

De acuerdo con analistas consultados por medios locales, la ola de ataques guerrilleros obedece a un interés del grupo de llegar fortalecido a la Mesa, de cara a la negociación de un cese al fuego.

Al respecto, el senador Juan Gabriel Uribe, también delegado del gobierno, opinó que "esta situación no le conviene a la Mesa", por lo que espera "que se avance muy pronto en un acuerdo sobre ese tema".

El proceso entre el Ejecutivo y la organización rebelde más grande y antigua del país se inició en enero de 1999 y busca poner fin a un conflicto que casi cumple cuatro décadas, y que cada año deja cientos de muertos, miles de heridos y desplazados, y millonarios daños materiales.

Uno de los primeros acuerdos a los que llegaron las partes, "para negociar en medio de la guerra", permite que tanto las fuerzas militares como la guerrilla continúen operando en todo el país.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores