La UE acusa a firmas tabacaleras de EE.UU. por contrabando

La Comisión Europea dijo el jueves que tenía previsto presentar una denuncia ante los tribunales estadounidenses contra varias compañías tabacaleras de ese país a las que acusa de presunto contrabando. El anuncio sorpresa de la Unión Europea supone un nuevo quebradero de cabeza legal para la industria tabacalera estadounidense.

20 de Julio de 2000 | 12:56 | REUTERS
BRUSELAS.- La Comisión Europea dijo el jueves que tenía previsto presentar una denuncia ante los tribunales estadounidenses contra varias compañías tabacaleras de ese país a las que acusa de presunto contrabando.

"Nos gustaría confirmar las informaciones en torno a una decisión tomada en principio por la Comisión para lanzar una acción civil en Estados Unidos contra varias compañías de Estados Unidos", dijo la Comisión en un comunicado.

"El caso se refiere a la supuesta implicación de estas compañías en el contrabando de tabaco en la Unión Europea", añadió el documento, entregado en una rueda de prensa diaria.

El anuncio sorpresa de la Unión Europea supone un nuevo quebradero de cabeza legal para la industria tabacalera estadounidense.

Un jurado de Miami ordenó el viernes a los grandes fabricantes de cigarrillos de Estados Unidos pagar 145.000 millones de dólares por daños a fumadores que plantearon una demanda acusando a las empresas de ser responsables de los problemas de salud de miles de personas.

Entre las firmas sancionadas se encontraban Philip Morris, fabricante de Marlboro, RJ Reynolds Tobacco, que produce Camel, y Brown & Williamson, una unidad de British American Tobacco.

La UE no dio nombres de cuándo y dónde había tenido lugar el contrabando ni dio marcas, nombres de compañías o cifras.

La Comisión dijo, sin embargo, que el contrabando de cigarrillos era el mayor fraude contra los 95.000 millones de dólares de presupuesto de la UE.

La Comisión añadió que toneladas de cajas de cigarrillos eran introducidos en el mercado de los Quince, lo que suponía millones de dólares en pérdidas. En algunos países, el contrabando de cigarrillos alcanza un 10 por ciento de las ventas.

"El objetivo es conseguir un grado de compensación para la supuesta pérdida de ingresos", dijo la Comisión.

Fuentes de la Comisión dijeron que no estaban defendiendo que las compañías estuvieran implicadas en el transporte y tráfico de cigarrillos. No dejaron claro cómo podrían denunciar a las compañías por pérdida de ingresos, alegando que sólo darían detalles una vez que finalizara el proceso.

El portavoz de la UE dijo que tendrán que pasar meses antes de que el proceso concluya, dada la necesidad de seleccionar una firma de abogados que lleve el caso.

La decisión de emprender medidas judiciales llega después de una investigación de dos años de la Oficina Antifraude de la UE y las autoridades nacionales.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores