Líder nacionalista vasco ataca actitud de Aznar sobre ETA

El líder del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Xabier Arzalluz, un ex sacerdote jesuita a quien el gobierno ha acusado de ser blando con la violencia del grupo armado, respondió en una entrevista que lo único que había que acusar era la intransigencia y los errores del gobierno de Aznar.

20 de Julio de 2000 | 15:55 | REUTERS
BILBAO.- El líder del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Xabier Arzalluz, dijo que la paz nunca llegará al País Vasco hasta que el gobierno español acepte que no puede acabar con el grupo separatista ETA sólo con la acción policial.

Arzalluz, un ex sacerdote jesuita a quien el gobierno ha acusado de ser blando con la violencia del grupo armado, respondió en una entrevista a Reuters el miércoles por la noche que lo único que había que acusar era la intransigencia y los errores del gobierno de Aznar.

Mientras que el partido de Arzalluz, que gobierna el País Vasco desde hace 22 años, busca una salida moderada a la autodeterminación vasca, ETA (Patria Vasca y Libertad) ha sido acusada de cometer 800 asesinatos en su lucha por la independencia.

La más reciente oleada de asesinatos y ataques con bombas de los últimos ocho días ha provocado de nuevo la condena generalizada de los principales dirigentes políticos del país, entre ellos Arzalluz.

Todavía, Aznar dice que el PNV tiene parte de la culpa por mantener relaciones con los aliados políticos de ETA, el partido Euskal Herritarrok.

"El gobierno no está interesado en absoluto en la desaparición de ETA. Está interesado en la victoria sobre ETA, pero sin ninguna negociación o diálogo", dijo Arzalluz en la sede central del partido en Bilbao.

Según Arzalluz, Aznar malinterpretó la tregua unilateral de ETA en 1998 como un signo de debilidad e intentó eliminarla a través de la fuerza. La tregua duró 14 meses.

"El hecho de que ETA esté de vuelta y activa con una serie de ataques significa que ETA no está debilitada en absoluto", dijo Arzalluz. "Y Aznar es prisionero de su propia posición".

El partido de Arzalluz quiere la autodeterminación para las tres provincias oficiales de que forman la Comunidad Autónoma -Alava, Guipúzcoa y Vizcaya-, mientras que ETA insiste en un referéndum que abarque a cuatro provincias de España, incluyendo Navarra, y tres de Francia.

Aznar se ha negado a hacer concesiones. El gobierno dice que la Constitución española no reconoce el derecho a la secesión y proclama que nunca permitirá una votación en esa línea.

"Si el derecho del pueblo vasco a decidir que nuestro propio futuro es reconocido, y si la mayoría dice que debemos seguir siendo parte de España, yo seré el primero en reconocerlo", dijo Arzalluz.

"Pero si la mayoría dice que quiere ir sola a Europa, eso es lo que no quiere el gobierno español. Puedo asegurar que si todo eso se hace y se reconoce en una mesa de negociación, ETA desaparecerá", agregó.

Encuestas de opinión muestran que más de 40 por ciento de los votantes vascos está a favor de la total independencia. El País Vasco tiene dos millones de habitantes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores