G-7 quiere acelerar proceso reducción deudas países más pobre

El programa de 70.000 millones de dólares para condonar la deuda a los casi 40 países incluidos en la Iniciativa de los Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC, por sus siglas en inglés) ha sido decepcionante, ya que sólo se ha eliminado menos del diez por ciento de la deuda de las naciones pobres.

21 de Julio de 2000 | 15:10 | DPA
NAGO.- Los siete países más industrializados del mundo (G-7) quieren acelerar el proceso de reducción de las deudas de los países más pobres que se aprobó en la cumbre de Colonia, Alemania, del año pasado y que, a su juicio, se está implementado demasiado lentamente.

Hasta el momento, el programa de 70.000 millones de dólares para condonar la deuda a los casi 40 países incluidos en la Iniciativa de los Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC, por sus siglas en inglés) ha sido decepcionante, ya que sólo se ha eliminado menos del diez por ciento de la deuda de las naciones pobres.

En este proyecto también participan el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Se espera que los siete jefes de Estado y gobierno de Estados Unidos, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Canadá y Japón, así como el de Rusia (país que completa el G-8) recuerden a las naciones pobres que los esfuerzos para reducir la deuda deben ser realizados en doble sentido, ya que los países del HIPC tienen que aceptar por su parte las condiciones del G-8, FMI y BM y emplear el dinero que reciban en reducir la pobreza.

Los ministros de Finanzas o Ayuda al Desarrollo de los gobiernos del G-7 deberían entrar en contacto con esos países ''para animarles a cumplir las condiciones de la HIPC'' para participar correctamente en dicha iniciativa, señala un comunicado.

"El énfasis hoy en día es acelerar, hacer más rápido el proceso y remover algunos obstáculos", dijo un vocero del premier británico, Tony Blair.

Además, un portavoz japonés subrayó que los líderes del G-8 dirigirán sus esfuerzos a buscar modos de hacer que el actual acuerdo funcione mejor, no a cambiar el marco del mismo ni a ofrecer una condonación adicional.

En total, se espera que la cifra de los países cuya deuda está a punto de ser reducida aumente antes de fin de año de los nueve actuales -Benin, Bolivia, Burkina Faso, Honduras, Mauritania, Mozambique, Senegal, Tanzania y Uganda- a unos 20. Las organizaciones financieras deberán acelerar este proceso de alivio de la deuda en los países afectados, se añade en el escrito.

Por otra parte, el G-7 acordó hoy presentar una estrategia a países pobres y en guerra como la República Democrática de Congo, Sierra Leona o Burundi para que solucionen sus conflictos y, así, poder beneficiarse también de condonaciones de sus deudas.

A su vez, los líderes del G-7 no propusieron nuevos programas de alivio de deudas, y tampoco ofrecieron una reducción de las mismas al presidente ruso, Vladimir Putin, cuya nación tiene unos 60.000 millones de deuda pública externa.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores