Argentina: Amenazan con carta bomba a abogada de DD.HH.

Matilde Bruera, miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de la ciudad de Rosario, 300 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, atribuyó la amenaza a militares y policías recientemente denunciados por su participación en el terrorismo de Estado durante el régimen de facto de 1976 a 1983.

21 de Julio de 2000 | 15:59 | REUTERS
BUENOS AIRES.- Una abogada argentina que impulsa un juicio donde se investiga el destino de desaparecidos durante la última dictadura militar dijo el viernes que recibió una carta bomba que no estalló por la ausencia de un detonador.

Matilde Bruera, miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de la ciudad de Rosario, 300 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, atribuyó la amenaza a militares y policías recientemente denunciados por su participación en el terrorismo de Estado durante el régimen de facto de 1976 a 1983.

"En la noche del jueves recibí un paquete que simulaba ser un libro. Como vi varios detalles extraños en el sobre lo abrí despacio y vi que estaba hueco y que tenía un mensaje que decía 'que en paz descanse'. Entonces llamé a la Brigada de Explosivos" de la policía, dijo Bruera a Reuters.

El libro era una copia de "El último Don" de Mario Puzzo, autor de "El padrino", y llevaba un mecanismo en su interior conectado a un pan del explosivo trotyl de medio kilogramo.

"La Brigada de Explosivos me dijo que no tenía el detonador. Fue una amenaza fuerte", dijo la abogada.

Además de su trabajo como profesora universitaria de leyes y miembro de la APDH, Bruera ha representado a familiares de víctimas de la "guerra sucia", en la que desaparecieron entre 15.000 y 30.000 personas.

Durante el régimen de facto, escuadrones militares y policiales secuestraban a los sospechosos de participar en la guerrilla izquierdista y los trasladaban a prisiones clandestinas.

Muchos eran ferozmente torturados, enterrados vivos o arrojados desde aviones al río o al mar.

Los jefes militares de la dictadura fueron condenados en 1985, pero recuperaron su libertad merced a dos leyes de amnistía del entonces presidente Raúl Alfonsín y un indulto de su sucesor, Carlos Menem.

"Esto demuestra que es mentira que con impunidad hay pacificación", dijo Bruera en referencia al argumento que Menem esgrimió para justificar los indultos, los que aseguró contruibirían a la reconciliación nacional.

La situación legal que atraviesan varios ex militares es compleja: por el delito de robo de bebés nacidos en cautiverio algunos podrían enfrentar un juicio oral a fin de año, mientras que otros tantos serán citados a declarar en los 'juicios de la verdad' sobre el destino de los desaparecidos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores