Putin cautiva a sus homólogos en cumbre del G-8

Vladimir Putin, el ex espía de la KGB elegido a la presidencia de Rusia en marzo, cautivó a sus homólogos en su primera cumbre del Grupo de los Ocho con raras revelaciones sobre Corea del Norte y un dominio firme de los asuntos internacionales.

22 de Julio de 2000 | 03:58 | Reuters
OKINAWA, Japón.- Vladimir Putin, el ex espía de la KGB elegido a la presidencia de Rusia en marzo, cautivó a sus homólogos en su primera cumbre del Grupo de los Ocho con raras revelaciones sobre Corea del Norte y un dominio firme de los asuntos internacionales.

Los líderes en la cumbre de las potencias industrializadas, que se celebra este año en Okinawa, expresaron elogios para el nuevo líder del Kremlin después de su primera cena de trabajo el viernes por la noche.

"Me sentí extremadamente impresionado por su conocimiento (y) la forma en que articula su posición", dijo el primer ministro canadiense, Jean Chretien, después de la sesión. "Es una persona muy impresionante en una discusión".

Los diplomáticos dijeron que el canciller alemán, Gerhard Schroeder, pensaba que la exposición de Putin sobre su visita esta semana a Corea del Norte, el ermitaño estado de corte estalinista que apenas comienza a abrirse al mundo exterior, fue "brillante".

El primer ministro Giuliano Amato de Italia, el único país occidental que ha reconocido a Pyongyang, dijo también que se sintió impresionado por la presentación de Putin sobre Corea del Norte, dijeron los delegados.

En la visita de Putin a Pyongyang, el enigmático líder de Corea del Norte, Kim Jong-il, ofreció abandonar el polémico programa de misiles balísticos del país si otras naciones ofrecen ayuda para explorar el espacio.

Las conversaciones del G-8, que incluyen a Moscú en la cumbre del Grupo de los Siete después que las potencias económicas discuten temas financieros internacionales, han sido un escenario mundial importante para una Rusia que lucha con las reformas después de la caída del comunismo.

Los dos carismáticos predecesores de Putin en el Kremlin, Boris Yeltsin y Mijail Gorbachov, asistieron a cumbres anteriores como huéspedes invitados, pero no fue hasta 1998 que Moscú fue formalmente incluida como miembro de la sesión ampliada.

Putin claramente disfrutó su debut en la cumbre, donde su estilo reservado contrastó marcadamente con el campechano que asumía Yeltsin en las conversaciones.

"Las conversaciones también fueron interesantes porque los interlocutores son todos políticos experimentados que se saben sus temas muy bien", dijo Putin después de la cena.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores