Papa pidió estatus internacional para Jerusalén

En una mensaje a los negociadores de la cumbre de Camp David, Juan Pablo II afirmó que sólo bajo estatus especial se garantizarán las libertades religiosas de la ciudad.

23 de Julio de 2000 | 09:52 | AP
CASTEL GANDOLFO.- El Papa Juan Pablo II exhortó hoy a dejar a Jerusalén bajo jurisdicción internacional, afirmando en un mensaje a los negociadores de la cumbre de Camp David que sólo bajo estatus especial se garantizarán las libertades religiosas en la ciudad.

El Pontífice, en su alocución semanal en la Plaza de San Pedro, dijo que oraba por la suerte de las negociaciones entre israelíes y palestinos patrocinadas por Estados Unidos.

"Espero que estén siempre impulsados por un anhelo sincero por respeto y justicia para todos, y por lograr una paz justa y duradera", agregó.

"Al mismo tiempo, deseo pedirle a las partes no olvidar la importancia de la dimensión espiritual de la ciudad de Jerusalén, con sus lugares sagrados y la convivencia de las tres religiones monoteístas".

"La Santa Sede persiste en mantener que sólo un estatus especial, garantizado internacionalmente, puede preservar efectivamente las áreas más sagradas de la Ciudad Santa y garantizar la libertad de culto para todos los fieles que, en esa región y todo el mundo, ven hacia Jerusalén como encrucijada de paz y coexistencia", dijo el pontífice.

Líderes israelíes y palestinos están por cumplir dos semanas de conversaciones, patrocinadas por Estados Unidos, en Camp David, Maryland; y es Jerusalén el tema más espinoso. Ambas partes reclaman como su capital la ciudad que alberga muchos sitios sagrados cristianos, judíos y musulmanes.

Sin embargo, el Papa no detalló cuál sería el alcance de las salvaguardas internacionales que propone, ni cómo funcionarían.

El Vaticano ha mantenido una postura de crítica constante desde la captura de Jerusalén oriental por parte de Israel en la guerra de Medio Oriente de 1967, y considera el movimiento israelí para anexarse territorios como una ocupación.

En febrero el Vaticano firmó un acuerdo con los palestinos en el que se consideraba el estatus de las iglesias y la libertad de culto en los territorios palestinos.

En el preámbulo de dicho documento se declaró que la "solución equitativa" para Jerusalén, con base en resoluciones internacionales, era "fundamental para una paz justa y duradera". También hacía un llamado para el establecimiento de salvaguardas para la libertad de cultos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores