EE.UU. presiona a Colombia para que use hongo contra coca

Quienes respaldan el programa dicen que el hongo Fusarium oxysporum destruye la planta de coca, materia prima para la fabricación de la cocaína, y la amapola, utilizada para fabricar heroína, sin perjudicar otros cultivos alimenticios. Así, se puede acabar con la coca y ganar la guerra contra las drogas.

25 de Julio de 2000 | 08:55 | REUTERS
WASHINGTON.- Estados Unidos presiona a Colombia para que utilice un controvertido hongo en la erradicación de cultivos de coca, indicaron funcionarios de Washington y otras fuentes familiarizadas con el programa.

Los defensores del hongo Fusarium oxysporum, entre ellos el congresista republicano por el estado de la Florida Bill McCollum, lo califica de "bala de plata" que puede acabar con la coca y ganar la guerra contra las drogas.

La esperanza es que la erradicación de la siembra de coca inhabilite al movimiento guerrillero, que controla hasta un 40 por ciento del territorio colombiano, donde un conflicto de 30 años ha cobrado la vida de más de 35.000 personas desde 1990.

Quienes respaldan el programa dicen que el hongo destruye la planta de coca, materia prima para la fabricación de la cocaína, y la amapola, utilizada para fabricar heroína, sin perjudicar otros cultivos alimenticios.

Sin embargo, sus detractores advierten que utilizar un agente biológico al parecer benigno puede provocar daños al medio ambiente y posiblemente afectar a las familias que cultivan la coca.

Aunque varias especies de Fusarium han destruido por décadas plantas de coca, tomate, maíz y otros cultivos, esta variedad en particular se descubrió por accidente cuando diezmó un cultivo de coca en Hawai.

Este cultivo iba a ser utilizado por algunos investigadores para probar herbicidas químicos, dijo Eric Rosenquiest, jefe de programas internacionales del Servicio de Investigación del departamento de Agricultura de Estados Unidos, en Beltsville, estado de Maryland.

Rosenquist agregó que el próximo paso es hacer pruebas de campo en Colombia para determinar si el hongo destruye un porcentaje suficiente de plantas de coca de las que atacó, como para lograr que los agricultores sustituyan su cultivo por otros.

En general se necesitaría que destruyera entre un 40 y 50 por ciento.

"En concepto parece que funciona", dijo Rosenquist, quien añadió que "ciertamente no está listo para ser utilizado".

Sin embargo, Colombia se ha mostrado reacia a las pruebas de campo, y el ministro de Medio Ambiente, Juan Mayr, dijo en Madrid a comienzos de julio que Bogotá cree que el Fusarium puede representar "graves riesgos para el medio ambiente y la salud humana".

No obstante, el gobierno de Bogotá está bajo fuerte presión del director de política antidrogas de la Casa Blanca, Barry McCaffrey, el Departamento de Estado, y otras dependencias, indicó una fuente allegada al proyecto.

Colombia quiere encontrar una variedad del hongo que ya esté en el país, en lugar de arriesgarse con la introducción de una especie del exterior.

Esto significa que las pruebas deben realizarse desde el principio, lo que implica un retraso en el programa de entre dos y tres años, dijo Rosenquist.

El estado de la Florida, ha evaluado la posibilidad de utilizar el Fusarium para destruir plantas de marihuana, pero el programa parece haber sido descartado ante objeciones de defensores del medio ambiente.

David Struhs, secretario estatal de protección del medio ambiente, dijo en un memorando fechado el 6 de abril de 1999 que le preocupaba que el Fusarium utilizado para destruir plantas para la elaboración de drogas pudiera mutar en algo más peligroso.

Parte del debate sobre si se debe usarse el Fusarium o no se concentra en qué peligro, si existe alguno, representa el hongo para los humanos.

La portavoz del Departamento de Agricultura norteamericano, Sandy Miller-Hays, dijo que la variedad de Fusarium oxysporum que destruye la coca no produce micotoxinas que podrían afectar a las familias de los agricultores.

Sin embargo, aun sin las micotoxinas, no está claro que sea seguro para los humanos estar cerca de grandes cantidades del hongo, dijo el médico Michael Rinaldi, micólogo clínico que dirige un laboratorio de pruebas con hongos en la Universidad de Texas, en la ciudad de San Antonio.

Personas con sistemas inmunológicos débiles debido a tratamientos de cáncer o SIDA, por ejemplo, son vulnerables a infectarse con Fusarium, y una leve lesión ocular podría provocar ceguera si el hongo está presente, dijo Rinaldi, quien calcula que ha visto unos 100 casos de infecciones con Fusarium oxysporum en una década.

Además de las preocupaciones por la seguridad, Rosenquist parecía poco convencido de que el Fusarium destruyera suficiente coca para que valga la pena adoptar el programa. En general, dijo, sólo un 20 por ciento de los biógenos liberados realizan su función.

En el Valle del Alto Huallaga, una zona productora de coca en Perú, el hongo es endémico y ha provocado pérdidas económicas a los cultivadores.

Sin embargo, mientras el Alto Huallaga es una región montañosa tropical, la coca en Colombia se cultiva en llanuras más secas y no se ha concluido que el hongo sobrevivirá, agregó.

Actualmente, los aviones de fumigación en Colombia utilizan glifosfato para erradicar las plantas de coca. Las aeronaves tienen que volar a muy poca altura y son vulnerables al fuego de los rebeldes o de cultivadores de coca en tierra. Los pilotos estarían más seguros lanzando el hongo.

"Uno de los métodos de aplicar el hongo es utilizando un avión que lance semillas de coca infectadas con el hongo", dijo un funcionario estadounidense. Si esto puede lograrse, permitiría a los aviones volar a mayor altura que cuando fumigan con el herbicida líquido.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores