Clinton recibirá recomendaciones sobre el sistema de misiles

Según afirmó el secretario de Defensa norteamericano William Cohen, el Presidente recibirá dentro de tres o cuatro semanas las recomendaciones del Pentágono sobre el propuesto plan de defensa contra misiles estratégicos.

25 de Julio de 2000 | 14:43 | EFE
WASHINGTON.- El Presidente de EE.UU., Bill Clinton, recibirá "en tres o cuatro semanas" las recomendaciones del Pentágono sobre un propuesto sistema nacional de defensa contra misiles estratégicos, dijo hoy el secretario de Defensa, William Cohen.

En un testimonio en el Comité de Defensa del Senado, Cohen explicó que su informe al presidente "evaluará la factibilidad técnica y el costo del programa", conocido por su sigla en inglés como NMD.

"Creo que en las próximas semanas estaremos en posición de hacer nuestras recomendaciones al presidente", declaró Cohen.

Sobre la base del estudio del Pentágono, las recomendaciones de Cohen y un análisis de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Presidente decidirá antes de fin de año si se da el próximo paso en el desarrollo del sistema de armamentos.

Los promotores militares, y de las industrias privadas vinculadas a este proyecto cuyo costo se calcula entre 30.000 y 60.000 millones de dólares, describen al NMD como "un escudo" de satélites, radares avanzados y misiles interceptores capaz de destruir en vuelo los misiles de un eventual enemigo.

El paso siguiente hacia el establecimiento del programa es la construcción en las islas Aleutianas de una estación de radar avanzado, desde donde podría detectarse el lanzamiento de un misil hostil hacia el territorio estadounidense.

Desde octubre el Pentágono ha realizado tres ensayos del sistema, dos de los cuales concluyeron en fracasos.

Estados Unidos considera que los enemigos potenciales incluyen a Corea del Norte, Irán e Irak, países que no cuentan hasta ahora con la tecnología para la construcción de misiles balísticos de largo alcance, ni han alcanzado la etapa de fabricación de armas nucleares.

Los críticos del NMD argumentan que cualquier nación que tuviese la capacidad tecnológica para la construcción, emplazamiento, armamento y uso de misiles balísticos intercontinentales, tendría asimismo la capacidad de lanzar misiles que actúen como señuelos, y que los misiles interceptores no podrían distinguir los señuelos de las armas en un contexto de conflicto.

En su presentación en el Congreso, Cohen dio los detalles de la evaluación que el Pentágono ha hecho de los ensayos realizados, y respondió preguntas de los legisladores sobre la viabilidad del programa y sus costos.

Rusia y China han objetado enérgicamente el desarrollo del NMD, Y Moscú sostiene que el programa viola el Tratado de Limitación y Reducción de Misiles Balísticos estratégicos firmado con Washington.

El senador republicano Chuck Hagel, de Nebraska, dijo que es "un firme defensor de este sistema", pero sugirió que la decisión debería postergarse hasta que haya en la Casa Blanca un nuevo presidente.

El nuevo presidente, dijo Hagel, deberá atender las preocupaciones internacionales con este proyecto, principalmente las críticas de "nuestros aliados", y de China y Rusia.

"La parte tecnológica de este proyecto no ha caído aún en su sitio", dijo Hagel.

El senador demócrata Joseph Biden, de Delaware abogó porque el próximo gobierno de EEUU revise en el año 2001 todo el proyecto, que tiene como premisa fundamental que para el 2005 países como Corea del Norte o Irán tendrán capacidad para atacar con misiles a EEUU.

Según Biden, los proponentes del sistema de defensa antimisiles no toman en cuenta los pequeños avances que comienza a tener EEUU en sus relaciones con Corea del Norte y otros países considerados hostiles.

El senador demócrata Joseph Lieberman (Connecticut) sostuvo que el presidente de EEUU, Bill Clinton, puede iniciar el proceso de estudio de ofertas para construir el sistema de radar en Alaska, aunque deje la contratación final para el próximo gobernante.

El asesor de Seguridad Nacional de Clinton, Samuel Berger, ha dicho que la decisión del presidente se apoyará en cuatro criterios: la naturaleza de la amenaza contra EEUU, el costo del proyecto, la viabilidad del sistema tecnológico y el impacto en la seguridad nacional, incluido el control de armamentos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores