Concorde siniestrado no tenía microfisuras, según Air France

Según informó a la prensa hoy el presidente de Air France, Jean-Cyril Spinetta, el aparato era uno de los dos de la flota de Air France que no tenían las microfisuras detectadas en los otros Concorde de la aerolínea francesa y de la británica British Airways.

25 de Julio de 2000 | 15:39 | EFE
PARÍS.- El Concorde que se estrelló hoy tras despegar del aeropuerto parisiense de Roissy a causa de lo cual fallecieron 113 personas no tenía micro-fisuras en las alas, informó hoy el presidente de Air France, Jean-Cyril Spinetta.

Spinetta declaró a la prensa que el aparato era uno de los dos de la flota de Air France que no tenían las microfisuras detectadas en los otros Concorde de la aerolínea francesa y de la británica British Airways.

El presidente de Air France había afirmado unas horas antes que el accidente se debió a un "problema de motor".

Uno de los motores del Concorde se incendió en el momento del despegue, según informaron Air France y varios testigos presenciales.

Un total de 113 personas, incluidas cuatro en tierra, murieron cuando el avión supersónico, fletado por el tour operador alemán Deilmann y con destino a Nueva York, se estrelló en parte sobre un hotel poco después de despegar del aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle.

Spinetta precisó que las micro-fisuras detectadas en cuatro de los Concorde de Air France "se conocían desde febrero de 2000, eran objeto de un seguimiento regular, cada dos idas y vueltas, en estrecha colaboración con la Dirección General de Aviación Civil".

Varias horas después del accidente, el ministro francés de Transportes, Jean-Claude Gayssot, pidió como medida cautelar la suspensión mañana, miércoles, de los vuelos de los Concorde de Air France, a la espera de investigaciones adicionales.

British Airways, por su parte, canceló los dos vuelos que sus Concorde tenían previsto realizar esta noche de Londres a Nueva York y viceversa.

Después de que British Airways admitiera el lunes fisuras microscópicas en sus siete aviones Concorde, Air France reconoció que las había comprobado en cuatro de sus seis aviones supersónicos.

Sin embargo, insistió entonces en que las anomalías estaban "bajo control" y no ponían en peligro la seguridad de los pasajeros.

El avión siniestrado había entrado en servicio en octubre de 1980 y había sido revisado por última vez el pasado 21 de julio.

"Los motores" también fueron revisados en esa fecha, informó Spinetta, quien precisó que el avión siniestrado tenía "algo menos de 10.000 horas de vuelo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores