Sindicatos argentinos inician marcha de protesta de dos semanas

Las principales agrupaciones sindicales de Argentina iniciaron el miércoles una marcha de dos semanas en reclamo de medidas oficiales contra el creciente desempleo. La denominada "Marcha grande por el trabajo" partió de la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa fe, a las 10.00 hora local (1300 GMT).

26 de Julio de 2000 | 11:54 | REUTERS
BUENOS AIRES.- Las principales agrupaciones sindicales de Argentina iniciaron el miércoles una marcha de dos semanas en reclamo de medidas oficiales contra el creciente desempleo.

La denominada "Marcha grande por el trabajo" partió de la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa fe, a las 10.00 hora local (1300 GMT).

Los participantes llegarán al Congreso en Buenos Aires en dos semanas, tras marchar a lo largo de 300 kilómetros y pasar por 17 ciudades.

"No puedo entender que estén preocupados por cómo influiría la desocupación en la campaña (por las elecciones legislativas de 2001)", dijo Víctor De Gennaro, titular de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

"El ministro de Trabajo (Alberto Flamarique) debería estar presidiendo el gabinete de crisis para enfrentar la desocupación", agregó.

Argentina posee una tasa de desempleo de 15,4 por ciento de la fuerza laboral y uno de cada tres de sus habitantes en zonas urbanas vive en la pobreza, mientras más de 11 por ciento de la población no llega a cubrir sus necesidades alimenticias diarias.

En ocho meses de gobierno, el presidente Fernando de la Rúa ha enfrentado dos huelgas generales y reiteradas protestas de empleados públicos, cuyos salarios fueron recortados entre 12 y 15 por ciento en el marco de un ajuste del gasto tendiente a cumplir una meta de déficit fiscal acordada con el Fondo Monetario Interancional (FMI).

En la tarde del miércoles otros sindicatos, entre ellos la principal central obrera argentina, la CGT, marcharán hacia el Congreso en rechazo a las metas del FMI.

El gobierno de la Alianza mantiene con el FMI un acuerdo crediticio por 7.200 millones de dólares a cambio de reducir su abultado déficit desde 7.100 millones en 1999 a 4.700 millones de dólares este año.

Desde que asumió el poder en diciembre, De la Rúa bajó el gasto público en más de 2.300 millones de dólares y subió los tributos en 2.000 millones.

En un intento por poner coto al desempleo, que aumentó 0,9 por ciento desde octubre, el gobierno ha lanzado planes de infraestructura y empleo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores